Boletín Oficial de Gipuzkoa

Número 232 Fecha 09-12-2002 Página 21078

4 ADMINISTRACION DEL T.H. DE GIPUZKOA

DIPUTACION-AGRICULTURA Y MEDIO AMBIENTE
O.F. de 19-11-2002, por la que se desarrolla el D.F. 34/2002, de 11-06, por el que se establecen los requisitos y medidas a tomar para utilización maquinaria en tareas forestales

ORDEN FORAL de 19 de noviembre de 2002, por la que se desarrolla el Decreto Foral 34/2002, de 11 de junio, por el que se establecen los requisitos y medidas a tomar para la utilización de maquinaria en tareas forestales.

El Decreto Foral 34/2002, de 11 de junio, establece la obligatoriedad de la autorización previa de la Dirección General de Montes y Medio Natural, para la ejecución de las labores de preparación mecanizada del terreno para forestaciones o repoblaciones forestales.

De igual manera establece el citado Decreto Foral que las empresas que se dediquen a la preparación mecanizada del terreno para las repoblaciones, han de estar autorizadas e inscritas en el Registro creado a tal fin, adscrito a la Dirección General de Montes y Medio Natural.

Por esta razón y en virtud a lo dispuesto en la Disposición Final Primera del Decreto Foral 34/2002, de 11 de junio, que faculta al Diputado Foral de Agricultura y Medio Ambiente para dictar las disposiciones necesarias para la aplicación y desarrollo de lo dispuesto en el mencionado Decreto,

DISPONGO

Artículo 1.º  Objeto.

1.1.  La presente Orden Foral tiene por objeto establecer el procedimiento de solicitud de autorización que deberán formular los propietarios forestales que deseen realizar las preparaciones del terreno para las plantaciones con maquinaria autopropulsada.

1.2.  Del mismo modo es objeto de la presente Orden Foral el establecer el procedimiento de solicitud de inscripción en el Registro de empresas autorizadas para la ejecución de las citadas tareas, así como identificar las características de la maquinaria a emplear y definir las medidas a tener en cuenta en la ejecución de las labores.

Artículo 2.º  Solicitud de autorización.

Los titulares forestales que deseen utilizar en sus montes maquinaria autopropulsada para las labores de preparación del terreno para las forestaciones o repoblaciones forestales, deberán solicitar la autorización correspondiente en todos los casos, sin perjuicio de que deseen acogerse o no a las ayudas previstas en el Decreto Foral 80/2000, de 5 de setiembre, o en la normativa que, en su caso, lo sustituya.

Sin perjuicio de las demás formas de presentación previstas en el artículo quinto del Decreto Foral 34/2002, de 11 de junio, las solicitudes de autorización se formularán en la Oficina Comarcal Agraria (OCA) de la zona con una antelación mínima de un mes al inicio de la acción previa, rellenando el impreso existente al efecto, con los datos correspondientes al titular y a la empresa autorizada que realizará el trabajo.

Artículo 3.º  Procedimiento de Autorización.

La Oficina Comarcal Agraria, una vez recibida la solicitud a que hace referencia el artículo anterior, remitirá al Director General de Montes y Medio Natural copia de la misma para que los Servicios técnicos y de Guardería puedan emitir el informe pertinente y formular los reparos y recomendaciones que procedan, antes del comienzo de la acción previa.

El Director General de Montes y Medio Natural, en el plazo de un mes desde la fecha en que la solicitud haya tenido entrada en el Registro del Departamento y previas las verificaciones e informes procedentes, otorgará la autorización o acordará su denegación señalando los motivos de esta última.

Artículo 4.º  Solicitud de Inscripción en el Registro de Empresas autorizadas.

Las empresas que deseen inscribirse en el Registro de empresas autorizadas para la ejecución de las labores de preparación del terreno para repoblaciones forestales mediante maquinaria autopropulsada deberán solicitarlo, tal como se indica en los artículos cuarto y quinto del Decreto Foral 34/2002, de 11 de junio, al Director General de Montes y Medio Natural, en el impreso cuyo modelo se adjunta como anexo a la presente orden foral.

Artículo 5.º  Características de la maquinaria a emplear y medidas a tener en cuenta en la ejecución de las tareas.

5.1.  Para la eliminación de restos de vegetación o de corta, es recomendable, siempre que sea posible, el empleo de máquinas desbrozadoras, bien de cadenas o de martillos, por considerarlas menos impactantes que las máquinas empujadoras o arrastradoras.

5.2.  En pendientes superiores al 35% se recomienda la utilización de máquinas denominadas retroarañas. Cuando no sea posible el empleo de estas máquinas y sea precisa la utilización de máquinas empujadoras, éstas deben cumplir las siguientes especificaciones:

—Anchura máxima de pala: 2,5 metros.

—Peso máximo de la máquina 10 Tm, ejerciendo una presión máxima sobre el terreno de 0,5 Kg/cm2.

—La pala para no producir arrastres de tierra, deberá estar provista de un mínimo de 6 dientes de sierra o peine. Los dientes tendrán una largura mínima de 20 cm.

5.3.  Cuando sea necesario eliminar brotes de cepa o arbustos gruesos en la preparación del terreno, habrán de ser cortados previamente a la recogida con máquina, evitando de este modo el destoconado y la alteración del suelo.

5.4.  El material arrastrado consistente en restos de vegetación o de corta, deberá depositarse en forma de cordones, sin afectar a la vegetación de protección de los cauces de agua, ni a los caminos y vías de comunicación.

5.5.  Será un indicador de una labor bien ejecutada, la presencia de restos de vegetación espontánea preexistente y la constatación de que no se ha roto la estructura del suelo y que no se aprecian arrastres de tierra.

5.6.  El empleo de maquinaria habrá de limitarse a las épocas en las que las condiciones atmosféricas sean favorables, de modo que el terreno no se adhiera a las ruedas y cadenas, en evitación de deslizamientos de las máquinas y alteración de los horizontes del suelo.

5.7.  Cuando debido a la pendiente del terreno sea precisa una segunda máquina para sujetar a la que empuja los restos de corta o vegetación, se operará de tal modo que la máquina que empuja no se vea obligada a clavar la pala en las maniobras de frenado, en evitación de arrastres de tierra.

5.8.  En los casos de utilización de máquinas empujadoras, subsoladoras y retroarañas, la empresa autorizada avisará al Guarda Forestal de la zona del comienzo de las labores para comprobar in situ el cumplimiento de las condiciones establecidas.

Disposición Transitoria.

Quienes hayan solicitado ayudas para la repoblación forestal, previendo realizar la preparación del terreno de forma mecanizada en la próxima campaña 2002-2003, deberán aportar, para su inclusión en su expediente de solicitud de subvención, el impreso de solicitud de autorización a que hace referencia el párrafo segundo del artículo 2 de la presente Orden Foral.

Disposición Final.

La presente Orden Foral entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el Boletin Oficial de Gipuzkoa.

Donostia-San Sebastián, a 19 de noviembre de 2002.—El Diputado Foral del Departamento de Agricultura y Medio Ambiente, Jon Mikel Murua Uribe-Etxeberria.

(13563) (13286)