Gipuzkoa deberá acelerar los planes para potenciar las energías renovables si no quiere lastrar su futuro. El tiempo corre en contra de nuestros intereses. En 2020, los países exportadores de petróleo alcanzarán el techo de producción, con el consiguiente alza de los precios. Un dato alarmante, si tenemos en cuenta que la dependencia de Gipuzkoa es del 96,4%. Las energías renovables que generamos en el territorio sólo aportan el 4,6% restante.

Estos datos se recogen en el borrador del Plan Estratégico para la Sostenibilidad Energética de Gipuzkoa (2011-2020). El documento ha sido elaborado por Tecnalia y Naider, por encargo de la Diputación. El diputado de Desarrollo Sostenible, Carlos Ormazabal, presentó ayer el plan en las Juntas Generales, acompañado de Eduardo García y Eutimio Sánchez (Tecnalia), y Antxon Olabe (Naider).

{xtypo_quote}La biomasa se estima alternativa a corto plazo, pero no así la energía solar, eólica y mareomotriz.{/xtypo_quote}

El documento realiza un diagnóstico sobre la situación energética en Gipuzkoa, análisis que conlleva una serie de propuestas para reducir el consumo y potenciar recursos alternativos.

El diagnóstico enciende todas las alarmas. La dependencia energética de los combustibles fósiles alcanza el 96%. El petróleo es la energía más demandada (37%), seguida del gas natural (29%), la energía eléctrica (22%), y el carbón y derivados (7%).

Esa dependencia de los combustibles fósiles introduce, según el documento, «un elemento de vulnerabilidad importante ante un escenario a medio plazo, 2020, en el que muy probablemente se van a producir fuertes tensiones entre la oferta y la demanda internacional de petróleo que previsiblemente se traducirán en notables subidas de los precios del petróleo y, en menor medida, del gas».

El uso de la biomasa aparece como el sistema más factible a corto plazo. Se trata de utilizar los residuos forestales para producir energía mediante su combustión. El informe concreta que pueden extraerse 55GW/hora anuales. Suponiendo que la planta funcione unas 8.000 horas al año, la potencia de la instalación será de 7 MW.

Ver más

10/02/2011

Fuente: eldiariovasco.com