Un certificado regulará los datos de la 'huella de carbono' a partir de 2011.

La huella de carbono es una expresión todavía incomprensible para la mayoría de ciudadanos, pero que está totalmente asumido por las empresas vascas. La contabilización de las emisiones contaminantes (la definición de la huella de carbono) se halla pendiente aún de un instrumento que la regule, pero ya ha sido calculada por algunos sectores. En concreto, 17 empresas gestoras de residuos asociadas a Aclima (el clúster del medio ambiente) y las papeleras vascas tienen datos de lo que emiten tanto por efecto directo o indirecto. Una de las más avanzadas, según los datos difundidos ayer, es la multinacional Abengoa, que, además de controlar su actividad directa, ha obligado a más de 14.000 de sus proveedores a comunicarle datos sobre las emisiones que generan.

Ver más

19/10/2010

Fuente: elpais.com