El sector agrícola, uno de los más afectados por el desempleo en España, puede vislumbrar una luz al final del túnel. Y es que el desarrollo de la energía con biomasa –fuente renovable que se utiliza como combustible para obtener el vapor que impulsa la turbina que genera la electricidad-, permitiría la creación de más de 80.000 empleos, el 90% de ellos en el ámbito rural y forestal. Son algunas de las conclusiones informe El valor de la Biomasa forestal publicado por la papelera Ence, dedicada a este sector, y Boston Consulting Group. Además, generaría 2.000 millones de euros de rentas del trabajo,

La biomasa, una materia orgánica originada por procesos biológicos espontáneos o provocados como el cultivo, y capaz de producir energía las 24 horas del día, aporta así su granito de arena a la mejora de la balanza comercial en España, al tiempo que permitiría ahorrar hasta 12 millones de toneladas de emisiones de CO2. Además, si se aprovecharan los residuos forestales existentes en los montes españoles, se podrían instalar 1.296 MW de potencia de generación eléctrica renovable, lo que supondría crear hasta 14.300 empleos.

Hay que tener en cuenta que generar 1 MW de energía con biomasa supone crear 11 empleos, 9 inducidos, la plantación de 250 hectáreas de regadío, 8.000 MW h de energía renovable y capturar 6.250 toneladas de CO2 anuales.

Según el informe, el riesgo de incendios también se vería reducido, concretamente en un 70%, mediante la gestión de la biomasa forestal en los bosques, debido a la limpieza forestal periódica, la recogida de residuos agrícolas y la poda de árboles frutales. Con ello, disminuirían además los gastos derivados de las pérdidas económicas que ocasionan los incendios. De tal forma que si se aprovechase todo el potencial de la biomasa, se reducirían hasta 104 millones de euros anuales dichos gastos.

España no ha cumplido los objetivos de energía renovable

España únicamente ha ejecutado un 13% de la potencia de generación con biomasa prevista para este año, por lo que los objetivos que se marcó para 2010 aún no se han cumplido. Además, la Unión Europea ha establecido unos objetivos aún más exigentes de cara al año 2020, en el que la energía generada por biomasa juega un papel clave. Algunos de los objetivos son el hecho de que el 20% de la energía primaria debe ser producida con fuentes renovables, así como el 10% del combustible para el transporte.

También se ha marcado objetivos Ence, productor español de energía renovable con biomasa. Su plan prevé instalar 210 MW de energía con biomasa en los cuatro próximos años, lo que generaría cerca de 2.200 empleos en el ámbito rural y forestal. En la actualidad, tiene instalada una potencia de generación de energía renovable de 230 MW, de los cuales 180 proceden de la gestión de biomasa forestal. El total de la potencia instalada permite a la empresa generar energía suficiente para abastecer a 575.000 hogares de toda España, de los cuales 450.000 (casi 1,5 millones de personas) se abastecen de energía procedente de la gestión de biomasa forestal.

Ya en 2009, la compañía puso en marcha la mayor planta de producción de energía con biomasa en España en Navia, que supuso la creación de 400 puestos de trabajo y que cuenta con una potencia instalada de 37 MW.

10/08/2010

Fuente: foro.cotizalia.com