Un 17% del mercado europeo es lo que copa Italia en cuanto al consumo de pellets para calefacción doméstica, lo que supone un total de 1,2 millones de toneladas al año. En 2009, el mercado italiano de biomasa y calderas de biomasa creció por encima del 40%, debido más a los elevados impuestos que soportan los combustibles fósiles y al aumento de precio del gas que a una política energética específicamente dirigida, afirman desde Avebiom.

Desde 2008, Italia ha implementado incentivos fiscales para inversiones que reduzcan el gasto energético de los edificios y para la compra de estufas de biomasa, y ya son 750.000 las estufas de biomasa instaladas.

Marino Berton, presidente de la Asociación Italiana de Energía Agroforestal (AIEL), cree que con las estufas de biomasa “se puede hacer un verdadero cambio energético en Italia y España”. En España, donde el mercado es bastante pequeño aún, según Berton, podría darse una circunstancia parecida de crecimiento importante de instalaciones domésticas de biomasa, pues al igual que Italia “la estructura energética tiene una alta dependencia del gas natural como fuente de energía térmica, cuyo precio sube constantemente”.

En opinión del presidente de AIEL, el desarrollo del uso doméstico de la biomasa debe ser respaldado desde la Administración con ayudas dirigidas sobre todo al consumidor final. Destaca el Plan Renove alemán que subvenciona la sustitución de equipos antiguos con un 25% del valor de la nueva estufa de biomasa. “Esta medida agrada a toda la cadena: fabricantes, instaladores y consumidores finales. Además, reducimos emisiones de CO2 y hacemos un país más eficiente energéticamente”.

El principal argumento de compra para el pequeño consumidor es el ahorro en la factura de calefacción. “En Italia, con los precios actuales de los combustibles fósiles, la reducción de gasto es de cerca del 50%”, concluye Berton.

Por su parte, Javier Díaz, Presidente de la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom), confirma las palabras de Berton, ya que, a su juicio, ”el mayor potencial de crecimiento de estufas de pellets en España es en zonas costeras de Levante, Andalucía e Islas, para uso de fin de semana o para viviendas pequeñas muy bien aisladas”.

Marino Berton ofrecerá una ponencia en el V Congreso Internacional de Bioenergía bajo el título “El éxito de las estufas de pellets en Italia”, que tendrá lugar el 27 de octubre en Valladolid, dentro de la sesión de Biomasa Térmica y Economía. El V Congreso tiene como lema este año “Ideas para la Innovación en usos térmicos de la biomasa” y se celebra de 26 al 28 de octubre, coincidiendo con la feria Expobioenergía 2010.

04/10/2010

Fuente: Tecnimadera digital