«Aquí no hay 'lobbys', sino cazadores modestos. Los que no pueden ir a cotos y no tienen más alternativa. El escritor Miguel Delibes decía de los aficionados vascos que son los que sudan la camiseta en el monte, un ejemplo de andar por la caza y por la vida». Juan Antonio Sarasketa, presidente de Asociación de Defensa de la Caza y la Pesca (Aedecap), niega que esa organización y las federaciones deportivas (110.000 licencias en Euskadi) estén presionando al Parlamento de Vitoria para que apruebe una Ley de Caza a la medida del colectivo, acusación lanzada por el sindicato agrario Enba.

Según Aedecap, que concentra anualmente a decenas de miles de personas en Dima, el proyecto de ley que el Gobierno Vasco ha enviado a la Cámara, y que ésta ha comenzado a debatir, «no ha sido consensuado» con los primeros interesados. Saraketa cree que es el «más restrictivo» de todas las autonomías y «pone en peligro» la práctica libre de la actividad cinegética en Gipuzkoa y Vizcaya (en Álava se desarrolla en cotos). «Un diputado comunista francés recordó que la caza fue una conquista de la Revolución, ya que hasta entonces estaba reservada a reyes y nobles», relata el veterano cazador y armero.

Ver más

01/11/2010

Fuente: diariovasco.com