Un edificio de 12 viviendas en Oiartzun paga menos por el agua y la luz con una caldera de pellets.

Los proveedore locales son claves para completar un ciclo sostenible con cero emisiones.

100.000 euros es el precio de una instalación de estas características que se amortiza en un poeriodo de cuatro o cinco años.

icon Ver más

15/01/2011

Fuente: cinco días