Gracias al Proyecto BIOCOM, la empresa Nicolás Correa Service, S.A. ha construido en Burgos la primera planta que, mediante combustión de biomasa, además de energía calorífica, genera energía eléctrica a pequeña escala (130 kWe brutos). El proceso parte de la generación de calor mediante la combustión de astillas de madera en un horno y la transmisión de ese calor hasta un módulo ORC, que lo emplea para la producción de energía eléctrica. Además de electricidad, en el proceso se genera calor útil que puede ser aprovechado para otros usos como agua caliente, procesos de secado, etc.

A esta novedad tecnológica, se une el hecho de que la instalación es modular y de pequeña potencia. Los 130 kW eléctricos brutos pueden ser directamente autoconsumidos por el propietario de la planta en sus instalaciones o vendidos a la red eléctrica. Requiere de una superficie de 100 m2 para su instalación, lo que permite situar la planta cerca del origen de la materia prima, sin coste extra de transporte de la misma, presentando una gran facilidad de manejo y logística de abastecimiento. Esta instalación puede alimentarse con residuos forestales (astillas, pellets, etc.) o cualquier tipo de biomasa aprovechable.

Los equipos instalados son un sistema de alimentación y una caldera de biomasa de 1.000 kWt, un módulo ORC de 130 kWe brutos y un sistema de condensación de los 850 kWt generados en el proceso. Su coste de inversión y su período de retorno convierten a estas plantas de pequeña generación en un proyecto perfectamente abordable para un pequeño productor. Estos módulos presentan además un funcionamiento a carga parcial, de manera que se adaptan a las condiciones del calor residual en cada momento.

NC Service destaca la posibilidad de que tanto estas plantas de biomasa como los módulos ORC se conviertan en una alternativa energética viable para pequeños productores y propietarios, ofreciendo una tecnología robusta, de fácil manejo y control, de bajo mantenimiento, reducida necesidad de espacio para su instalación, con necesidades de obra civil mínimas, trabajando a bajas presiones y temperaturas y libre de sustancias tóxicas y peligrosas.

Este proyecto ha contado con el apoyo de la Administración Pública a través del Ministerio de Ciencia e Innovación (MICINN), del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio (MITYC) de la Agencia de Inversiones y Servicios de Castilla y León (ADE) y cofinanciado con fondos FEDER.

La empresa organiza visitas para ver el funcionamiento de esta instalación.

17/05/2011

Fuente: Expobioenergía