Evitará agravios comparativos entre lo que se exige a los productores privados y públicos.

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto que establece las reglas aplicables a la producción de las semillas y plantas forestales con los mismos requisitos en la producción que se exigen en su comercialización.

Entre los beneficios que supone esta modificación hay que destacar que, a partir de ahora, toda la producción de semillas y plantas forestales queda sometida a regulación, lo que evita agravios comparativos entre lo que se exige a los productores privados y públicos.

04/09/2011

Fuente: Europa Press