Un control de los fuegos que ha sido posible gracias a la rebaja en la velocidad del viento del suroeste registrada a última hora de ayer y que llegó a registrar velocidades de hasta 130 kilómetros por hora en zonas elevadas y expuestas a las rachas de aire con esa orientación. 

Leer más