La madera es un material de cualidades inigualables para alcanzar la neutralidad climática, ya que almacena el CO2 durante todo su ciclo de vida y es reciclable y biodegradable, funcionando como elemento clave en la bioeconomía.

Leer más