Noticias

NEIKER–Tecnalia (Instituto Vasco de Investigación y Desarrollo Agrario) ha puesto en marcha un servicio on line gratuito para prevenir a los agricultores de la presencia de plagas y enfermedades en los cultivos alaveses y en las zonas guipuzcoanas del Bajo Bidasoa y Urola Costa. La web, denominada www.avisosneiker.com, ha sido construida en colaboración con el Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial, Agricultura y Pesca del Gobierno Vasco y Euskalmet (Agencia Vasca de Meteorología).

La web ofrece a los productores asesoramiento especializado para la adopción de medidas que minimicen los efectos negativos sobre las cosechas, con el fin de obtener un mejor rendimiento de éstas y reducir las pérdidas económicas en el sector agrícola. Se pueden consultar, en tiempo real, todas las amenazas existentes en cada comarca, así como los tratamientos más adecuados para cada zona afectada. Esta herramienta también ofrece la posibilidad de suscribirse y recibir avisos por correo electrónico y mensajes en teléfono móvil. El servicio se completa con recomendaciones de riego para las diferentes zonas y cultivos.

Comarcas

La plataforma recoge actualmente la información de 35 puntos de control repartidos por las comarcas de la Llanada Alavesa, Cantábrica Alavesa, Rioja Alavesa y Valles Alaveses, a las que hay que sumar las regiones guipuzcoanas del Bajo Bidasoa y Urola Costa, sobre las que se aporta información recogida en las estaciones meteorológicas de Jaizkibel y Altzola, respectivamente. El objetivo del servicio es ir completando, progresivamente, toda la geografía vasca.

Cultivos

La herramienta informática ofrece, por el momento, datos sobre plagas y enfermedades que afectan a los principales cultivos de la CAPV (entre los que se encuentran la patata, la remolacha, la vid y el tomate), si bien no se descarta la ampliación a otros vegetales, en función de las demandas y necesidades de los productores. La web ofrece, asimismo, datos sobre amenazas forestales, con el fin de contribuir al mantenimiento y salud de los bosques.

Plagas y enfermedades

El portal registra las plagas más habituales de los citados cultivos, entre las que destacan la polilla y el pulgón, insectos de los que se hace un seguimiento diario y se indica su aumento o disminución en cada zona. Asimismo, recoge datos sobre las enfermedades más comunes de estos cultivos, entre las que destacan las provocadas por los hongos Cercospora y Botrytis cinerea, el mildiu, el oidio y el mildiu vitícola.

Recomendaciones de riego

Gracias a este servicio, los agricultores pueden conocer, a través de Internet y de su teléfono móvil, las recomendaciones de riego para sus parcelas. Además de emitir avisos, la web dispone de una herramienta de balance hídrico. El productor debe introducir, por Internet o teléfono móvil, los riegos y las lluvias que día a día se vayan produciendo en su parcela. Con estos datos, el sistema calcula el balance hídrico y el agricultor recibe todos los viernes la recomendación de riego para la semana siguiente.

13/08/2010

Fuente: basqueresearch.com

Limpiar los bosques durante el año y emplear los residuos obtenidos para generar energía, entre otros fines, privaría a los fuegos de una gran cantidad de combustible en el verano.

Aunque este año no está siendo uno de los más agresivos en cuanto a lo que a incendios se refiere, entre otras cosas, por las suaves temperaturas que ha habido a lo largo del verano, hay que seguir tomando medidas para evitar que los virulentos focos que se desencadenan en los meses más calurosos del año devoren la masa boscosa del país. De hecho, un 70 por ciento de los incendios en España podrían reducirse con el aprovechamiento de la biomasa, ya que los montes acumulan a lo largo del año tal cantidad de residuos forestales que estos sirven luego de combustible a los fuegos.

Así lo explicó ayer el decano del Colegio de Ingenieros de Montes, Carlos del Álamo, al aludir a los datos que sobre este tema publicó hace unos días la empresa maderera-forestal ENCE en el estudio El valor de la Biomasa Forestal, en colaboración de Boston Consulting Group. Del Álamo defendió el aprovechamiento de estos restos de madera, ya que, asegura, en los montes de España crecen 45 millones de metros cúbicos de madera al año y «solo se aprovecha la tercera parte (15 millones)».

De esta forma, explicó, 30 millones por metro cúbico solo de madera -no de matorrales- se acumulan año tras año y «pasa lo que todos sabemos, da lugar a grandes incendios y grandes catástrofes». y es que la falta de limpieza de estas zonas verdes lleva en muchos casos a un desenlace fatal.

Es por ello, añadió, que la mayor actividad incendiaria se produce en el noreste de España y otras áreas como Levante o Andalucía; zonas en las que se podrían prevenir estas catástrofes si «se hiciera rentable el monte».

Una de las principales formas de conseguirlo es por medio de la biomasa, la cuál, explica el decano, no solo se debe tener en cuenta como energía renovable sino también como un sistema de rentabilizar el monte por medio del desarrollo forestal, lo que conllevaría la generación de empleo y ahorro económico. Sin embargo, a pesar de estos beneficios, España únicamente ha ejecutado un nueve por ciento de la potencia de generación de energía con biomasa prevista para este año y, aunque existen varios proyectos, apenas hay plantas que trabajen con ella.

Otro escollo hace referencia al abastecimiento de esta materia prima, ya que el plazo para amortizar las inversiones es largo -unos 15 o 20 años- y durante ese tiempo hay que garantizar el suministro a la planta, lo cuál se consigue por medio de convenios o contratos con propietarios de montes, públicos o privados, o por los cultivos forestales energéticos.

Carlos del Álamo lamentó que la solución encontrada haya sido justo la contraria, la disminución del objetivo de 2.039 megavatios para la biomasa a 1.187 porque considera que el problema de exceso de biomasa seguirá existiendo y que «hay que encauzar esa energía que se pierde cada año en los incendios».

Además, explicó que en España se distingue entre biomasa forestal y biomasa residual, y defiende que hay que abandonar esta distinción. Al fin y al cabo, añadió, ambas formas de energía son el mismo recurso neutro y renovable, que se vuelve a generar, y su uso podría suponer un ahorro de millones de toneladas de emisiones de CO2 al medio ambiente.

23/08/2010

Fuente: eladelantadodesegovia.es

 

El objeto de este estudio es exponer la visión de la Asociación Nacional de Empresas Forestales (ASEMFO) sobre las posibilidades, necesidades y expectativas del sector en el aprovechamiento de la biomasa forestal, la obtenida de nuestros bosques y montes, para su consideración en el nuevo Plan de Energías Renovables 2011-2020. El objetivo ASEMFO es que en el periodo que engloba el nuevo PER se desarrolle un mercado amplio y transparente de biomasa basado en criterios de lógica económica, ecológica y social.

La Unión Europea asigna a España un mínimo del 20% de energía final obtenida con renovables en 2020. Características de la biomasa forestal -Es un combustible de fácil gestión: puede utilizarse en el momento y en el lugar en que se demande energía.

La biomasa forestal primaria no es un producto tóxico ni peligroso.

De gran calidad química. Su combustión no produce en cantidad significativa elementos corrosivos, como es el caso del cloro, o tóxicos, como los productos de combustión de pinturas y colas en la biomasa recuperada o Residuos Sólidos Urbanos (RSU).

Idóneo para su utilización a pequeña escala en instalaciones con sistemas de limpieza de humos poco sofisticados. -Sus emisiones son comparables con los combustibles fósiles de mejor calidad.

Tiene un porcentaje de humedad variable y, en algunos casos, elevado por lo que su capacidad calorífica puede ser menor que otras biomasas sólidas. Esta característica hace que puedan gestionarla empresas de servicios energéticos que suministren energía.

Su singularidad con respecto a la de países que han desarrollado un intenso aprovechamiento de la biomasa forestal (Austria, Finlandia o Suecia) radica en la abundancia de biomasa que puede obtenerse del aprovechamiento del árbol completo y las mejores condiciones climáticas que permiten manejar astilla con porcentajes de humedad relativamente bajos.

Balance sostenible de la biomasa forestal:

Recurso renovable, competitivo y de gran calidad química

Energía limpia y sostenible

Precio inferior al gas o gasoil

Crea empleo rural directo e indirecto

Optimización de la biomasa forestal en las nuevas directivas europeas

Posibilita el desarrollo en el ámbito térmico y eléctrico

Reduce la dependencia energética exterior Biomasa en el PER 2011-2020

Propuestas de actuación Mercados existentes y potenciales para la biomasa: respecto a la producción térmica con biomasa, ésta tiene un rendimiento global en torno al 80% (PER), sólo ligeramente inferior a calderas de gas natural de condensación. Su papel en la producción eléctrica debe ser la sustitución o complementación de los combustibles fósiles (gas o el carbón). La producción eléctrica con biomasa en instalaciones específicas tiene una eficiencia en torno al 21,4% (datos según PER 2005-2010); en comparación con la generación eléctrica con gas en ciclo combinado que tiene una eficiencia superior al 53% (PER). Análisis económico y de empleo Con el aprovechamiento anual de 10 millones de toneladas se consiguen beneficios económicos y de empleo:

Se crean, sólo en los trabajos de recogida, tratamiento y distribución del combustible, 10.000 puestos de trabajo. Uno por cada mil toneladas de combustible. Estos trabajadores generan cotizaciones sociales y fiscales que no se producen con combustibles de importación

Se evita la importación de algo más de veinte millones de barriles de petróleo por valor de 1.000 millones de euros anuales a los precios actuales, impidiendo una importante salida de divisas

Se evita la emisión a la atmósfera de más de 8,7 millones de toneladas de CO2/año si consideramos sustitución de gasóleo para usos térmicos. El coste de estas emisiones a 16 € la tonelada asciende a 140 millones de euros anuales.

Conclusión: la alta potencialidad productiva de los montes españoles posibilita el desarrollo de los usos térmicos y de los eléctricos. La valorización de la biomasa forestal y la constitución de un mercado para este recurso energético es posible y deseable a partir del momento en que se creen los instrumentos de apoyo políticos y económicos para la gestión forestal. Es necesaria una participación activa de propietarios, empresas y administración. El reto a partir de ahora se centra en fomentar la demanda de este producto y llevar a cabo una importante labor de comunicación y divulgación a la sociedad.

09/08/2010

Fuente:ASEMFO

España aprovecha 20 millones de metros cúbicos de madera cuando podría alcanzar de forma sostenible los 50 millones, lo que supone un capital desaprovechado de 30 millones sin rentabilizar, lo que significa que de alcanzar esa cifra, la energía producida supondría el 75 por ciento de la energía nuclear que se produce al año en España.

Se trata de la afirmación destacada por varios expertos en el 5º Congreso Forestal Español, como Miguel Trossero, de la FAO, y Álvaro Picardo, de la Sociedad Española de Ciencias Forestales, que creen que “es necesario que este tipo de energía responda a tres preguntas: ¿tenemos posibilidad de obtener madera para este uso?, ¿cuánto podemos extraer, tenemos pistas forestales y tecnología adecuada para extraer esa madera?, ¿podemos ponerlo en el mercado y que sea rentable en comparación con otros combustibles, cuánto y cuándo es rentable?”.

A la primera respondieron que los inventarios forestales demuestran que sí, “porque podemos producir cerca de 50 millones de metros cúbicos de madera de forma sostenible, y en España se aprovecha menos del 40 por ciento, cuando en el resto de Europa el nivel de aprovechamiento es del 65 por ciento del crecimiento anual”.

Trossero, especialista en dendroenergía de la FAO, respondió que “uno de los grandes retos del sector forestal español es apostar por este tipo de producto, que requiere de políticas adecuadas, incentivos y ayudas para aprovechar este potencial, ya que biomasa es un combustible que está de moda”.

Para Picardo, en nuestro país hay políticas y planificación en España, “pero esto no despega y es imprescindible darle un impulso porque el Plan Nacional de Energías renovables es un poco cicatero en las ayudas a este tipo de producto energético”.

A la tercera pregunta apuntó que la biomasa es un producto competitivo, tiene “enormes ventajas ambientales” al tener un “balance nulo de emisiones y fijación de CO2″, permite un “ahorro considerable” en la factura de combustibles para caldera familiares o de comunidades de vecinos, entre el 30 y el 40 por ciento con respecto al gasoil y, además, es una “magnífica herramienta” de creación de empleo, principalmente rural.

También pusieron de manifiesto que la inversión en una caldera de biomasa puede amortizarse en tres años, “sin contar con las posibles subvenciones que algunas administraciones ofrecen a la instalación de este tipo de calderas”.

“En cualquier caso, este tipo de cálculos –añadieron– depende del precio del petróleo, ahora estamos en 70 dólares el barril, y eso que estamos en crisis, en cuanto esta etapa empiece a superarse el precio subirá, lo cual convertirá a la biomasa en un producto mucho más rentable”.

16/08/2010

Fuente: EPSocial

Página 115 de 148

Suscribete a nuestro boletín
Acepto los terminos y condiciones