Noticias

La Agencia Europea de Medio Ambiente ha publicado el último inventario de las emisiones de gases de efecto invernadero de la Unión Europa (EU), que muestra que las emisiones volvieron a disminuir de manera significativa en 2008, año que corresponde al inicio del primer período de compromiso del Protocolo de Kioto.

Se trata de la quinta reducción consecutiva de las emisiones anuales. El inventario de emisiones correspondiente a 2008, el último año para el que se dispone de datos completos, indica que las emisiones de la EU-15 cayeron un 1,9 % respecto a 2007, mientras que la economía experimentaba un crecimiento del 0,6 %.

Esa reducción sitúa las emisiones de la EU-15 un 6,9 % por debajo de su nivel del año de referencia (1990 en la mayoría de los casos). La EU-15 se encuentra así cada vez más cerca de alcanzar su objetivo del Protocolo de Kioto, es decir, reducir sus emisiones, durante el período de compromiso 2008-2012, un 8 % de media respecto al nivel del año de referencia. Las emisiones de la EU-27, por su parte, disminuyeron un 2 % durante ese año, situándose un 11,3 % por debajo del nivel de 1990.

La Comisaria Hedegaard ha declarado: "Dado que sigue negociándose un acuerdo mundial sobre el clima para después de 2012, es fundamental mostrar que Europa es capaz de cumplir sus compromisos en virtud del Protocolo de Kioto. El importante descenso de emisiones que hemos logrado en los cinco últimos años muestra claramente el valor de los objetivos vinculantes. No obstante, 2008 fue solo el primer año del período de compromiso de Kioto, y es necesario que todos los Estados miembros sigan esforzándose para garantizar el cumplimiento de sus objetivos para el período 2008-2012".

Y ha añadido que "la reducción de emisiones registrada en 2008 no se debió únicamente a la crisis financiera, sino que también fue el resultado de muchas políticas ambiciosas que la Unión Europea y sus Estados miembros han aplicado durante años, y cuyos efectos son cada vez más evidentes. Nuestro compromiso de reducir las emisiones al menos un 20 % de aquí a 2020, y entre un 80 % y un 95 % de aquí a 2050, respecto a los niveles de 1990 en toda la Unión, significa que la transición a una economía de bajas emisiones de carbono debe continuar y continuará".

Tendencia a la baja de las emisiones a pesar del crecimiento económico

Con un descenso del 1,9 % de las emisiones de la EU-15 en 2007 y 2008, y un crecimiento de la economía del 0,6 %, la UE demuestra una vez más que el crecimiento económico puede ir a la par de un desarrollo con bajo nivel de emisiones de carbono.

Las emisiones de la EU-27 disminuyeron un 2 % en comparación con los niveles de 2007. Por consiguiente, se situaron un 11,3 % por debajo de los niveles de 1990, y un 14,3 % por debajo del año de referencia (que para algunos Estados miembros no es 1990).

No hay ningún objetivo de reducción de emisiones para la EU-27 en el marco del Protocolo de Kioto, ya que los Estados de la EU-12 no formaban aún parte de la Unión. No obstante, los Estados miembros de la EU-12 deben cumplir compromisos individuales en el marco de Kioto, según los cuales han de de reducir sus emisiones entre un 6 % y 8 % respecto a los niveles de su año de referencia, con excepción de Chipre y Malta que no tienen ningún objetivo al respecto.

Las emisiones verificadas procedentes de todas las instalaciones incluidas en el RCDE UE en 2008 ascendieron a 2 120 000 millones de toneladas equivalentes de CO2, lo que representa alrededor del 43 % de las emisiones totales de la UE. Las emisiones del RCDE correspondientes a 2008 fueron un 3,06 % inferiores a las de 2007 (en 2009, las emisiones del RCDE disminuyeron otro 11,6 % – véase IP/10/576).

Los datos fueron recogidos por la Agencia Europea de Medio Ambiente y se presentaron a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC).

7/6/2010

Fuente: Redacción ambientum.com

Las subvenciones están destinadas a entidades y organizaciones no gubernamentales de ámbito estatal, el plazo de presentación de las solicitudes finaliza el 2 de julio de 2010.

El Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino convoca, mediante una Orden Ministerial, que hoy publica el Boletín Oficial del Estado, ayudas destinadas a entidades y organizaciones no gubernamentales de ámbito estatal para la realización de actividades privadas relacionadas con los principios inspiradores de la Ley del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad y con las finalidades de la Ley de Montes.

Las actividades subvencionables se financiarán hasta un máximo de 90.000 euros, deberán llevarse a cabo al menos en dos Comunidades Autónomas y deberán estar finalizadas antes del 10 de noviembre de 2010. El plazo para presentar las solicitudes finaliza el 2 de julio de 2010.

La financiación de las ayudas para la convocatoria del año 2010 será de 739.006 euros para la realización de actividades relacionadas con los principios inspiradores de la Ley del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad y de 22.702 euros para la realización de actividades que contribuyan al cumplimiento de las finalidades de la Ley de Montes.

Los requisitos que deben cumplir las entidades y organizaciones solicitantes son: estar legalmente constituidas y debidamente inscritas en el registro administrativo, tener una antigüedad de 2 años, tener ámbito de actuación supraautonómico, carecer de fines de lucro y dedicarse con carácter prioritario a la realización de actividades dirigidas a la conservación del patrimonio natural y la biodiversidad; así como disponer de estructura y capacidad suficiente para garantizar el cumplimiento de los objetivos, acreditando la experiencia operativa necesaria para ello.

Para la concesión de las ayudas se valorará el ámbito territorial de las actuaciones y programas realizados por la entidad, teniendo una valoración prioritaria las confederaciones, federaciones y agrupaciones similares que presenten programas integrados.

También se tendrá en cuenta la antigüedad de la entidad, la especialización, que disponga de sistemas de evaluación y de calidad que contribuyan a la consecución de los objetivos, que someta su gestión a controles periódicos, el volumen del presupuesto de la entidad en el último año y las líneas de actuación de la entidad en materia de gestión de los recursos humanos.

Asimismo, se valorará la adecuada relación entre los objetivos planteados y las necesidad sociales que se quiere satisfacer con los programas presentados, el contenido del proyecto; valorándose el calendario de ejecución, la descripción de las actividades, los medio técnicos, personas y materiales con los que cuenta la entidad para su ejecución; así como el presupuesto presentado para la realización de la entidad y la participación de personal voluntario en el desarrollo de las actividades y proyectos.

Si desea recibir más información está disponible en el siguiente enlace.

2 de junio de 2010 [Nacional]

Fuente: 1 - MARM

El Consejo de Ministros aprobó el pasado día 4 de junio, a través de un Real Decreto, el primer Programa de desarrollo rural sostenible para el periodo 2010-2014.

El Consejo de Ministros aprobó el pasado día 4 de junio, a través de un Real Decreto, el primer Programa de desarrollo rural sostenible para el periodo 2010-2014. Con la aprobación de este Real Decreto, se da luz verde para que en los próximos meses se inicie el proceso de elaboración de los 219 Planes de Zona en cada una de las zonas rurales que las comunidades autónomas han seleccionado, priorizando siempre aquellas zonas más deprimidas y con menor desarrollo social, económico y ambiental. Asimismo, para los Planes de Zona se ha optado por un modelo diferenciado, exclusivo y adaptado a las particulares necesidades y potencialidades de cada zona.

El Programa constituye el mayor esfuerzo de planificación estratégica territorial rural desarrollado en España, en una apuesta para mantener la cohesión territorial, en un escenario transversal e integrado. Da un paso más en la consolidación del paradigma territorial y la planificación territorial ascendente basada en la gobernanza participativa.

La puesta en marcha del Programa y de los correspondientes Planes de Zona en las zonas rurales supondrá que más de 10 millones y medio de personas se verán favorecidas por la aplicación de esta nueva política rural. Se trata de una política que redundará, entre otros aspectos, en un aumento de la calidad de vida y bienestar social, un menor despoblamiento del medio rural, estabilización y mantenimiento del empleo, mejora de los servicios públicos, mejora y nuevas infraestructuras y tecnologías de la información, servicios médicos, sociales y dependientes.

Por otro lado, hay que destacar que en la elaboración del Programa se ha conseguido el máximo respaldo y compromiso de todas las administraciones públicas a todos los niveles y con todos los sectores implicados del medio rural. El contenido del Programa fue previamente acordado en la Comisión Interministerial para el Medio Rural entre los 16 Departamentos Ministeriales, que han participado en su elaboración, coordinado por el MARM (Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino), de los que 9 han incluido en el Programa alguna de sus actuaciones.

El Programa evalúa el estado del medio rural español

También fue pactada con las 17 Comunidades Autónomas y con las Corporaciones Locales, representadas en el ámbito del Consejo para el Medio Rural por la Federación de Municipios y Provincias (FEMP), y concebida con una alta dosis de participación de los agentes económicos, sociales y ambientales de ámbito nacional en el seno de la Mesa de Asociaciones de Desarrollo Rural. Asimismo, el Programa fue sometido a información pública y a consulta de las administraciones públicas afectadas y del público interesado.

En cuanto al contenido del Programa, éste incluye la situación y diagnóstico del medio rural español, la estrategia de desarrollo rural sostenible adoptada, las actuaciones del programa, las zonas rurales de aplicación, las características de los Planes de Zonas Rural, el concierto Administración General del Estado (AGE) y Comunidades Autónomas para la ejecución de los Planes de Zona y el marco presupuestario financiero; así como el seguimiento y evaluación.

La financiación para el desarrollo sostenible del medio rural incluye una previsión de 1.810 millones de euros, para actuaciones cofinanciados por el MARM y las CC.AA. al 50%, siendo la aportación de cada uno de 181 millones de euros/años, y un total para cada parte de 905 millones de euros en el periodo quinquenal. En este contexto, es de resaltar el extraordinario esfuerzo del Gobierno central y de los gobiernos autonómicos por mantener el presupuesto necesario para que el Programa inicie su andadura, se aplique y se mantenga en las zonas rurales, con particular interés, en las más deprimidas y retrasadas, presupuesto que se va a dedicar a cubrir las necesidades de cada zona rural deducidas del enfoque territorial del Programa, y adicionales a las planificaciones sectoriales previas.

El MARM fomentará el desarrollo rural sostenible

En cuanto a los compromisos del MARM, el Real Decreto recoge que deberá promover y coordinar la suscripción de los protocolos generales y convenios de colaboración para la aplicación del Programa de Desarrollo Rural Sostenible, cofinanciar las actuaciones concertadas autonómicas, actuar como órgano de coordinación operativa entre los departamentos ministeriales con actuaciones en el Programa, así como con los órganos de coordinación operativa autonómicos, previo informe de la Comisión Interministerial para el Medio Rural.

Además, el MARM facilitará la investigación, el conocimiento e intercambio de experiencias, la formación y divulgación, y en general, la participación en materia de desarrollo rural sostenible. También contribuirá al desarrollo rural sostenible en la Red de Reservas de la Biosfera a través de convenios de colaboración con sus entes gestores, dentro de las disponibilidades presupuestarias anualmente asignadas al Programa.

Por otro lado, el Real Decreto establece que en la página web http://www.marm.es/ del MARM se pondrá a disposición del público el Programa de Desarrollo Rural Sostenible, la declaración sobre la evaluación ambiental, los Protocolos Generales y Convenios de Colaboración suscritos con cada Comunidad Autónoma y los diferentes informes de seguimiento, programados y generados a lo largo de la ejecución del Programa, incluidos los correspondientes al seguimiento ambiental.

Por último, el texto indica que los convenios pilotos suscritos entre la Administración General del Estado a través del MARM y las comunidades autónomas durante 2008 y 2009, se adaptarán en el plazo de seis meses a partir de la entrada en vigor de este Real Decreto.

Fuente: Redacción ambientum.com

Existe una alta disponibilidad de biomasa forestal primaria, más de 10 millones de tn anuales, con el 25% de humedad, las necesarias para mantener un nivel de gestión silvícola razonable, compatible con la mejora de nuestras masas arbóreas.

En el Día Mundial del Medio Ambiente, ASEMFO subraya que es "fundamental que la planificación energética nacional y el nuevo plan de energías renovables desarrollen un mercado amplio y transparente de biomasa, basado en criterios de lógica económica, ecológica y social".

La biomasa forestal ofrece muchas oportunidades a nuestro país. Existe una alta disponibilidad de biomasa forestal primaria, más de 10 millones de toneladas anuales, con el 25 por ciento de humedad, las necesarias para mantener un nivel de gestión silvícola razonable, totalmente compatible con la mejora de nuestras masas arbóreas y generadora de unos 10.000 puestos de trabajo directos en monte.

ASEMFO pide que su utilización no se considere "exclusivamente desde una óptica de renovables". Su utilización térmica debe "considerarse una prioridad indiscutible, desde el enfoque de eficiencia".

No debemos olvidar tampoco las oportunidades que ofrece esta fuente de energía en el ámbito de la sostenibilidad urbanística, cuyo libro blanco acaba de presentarse. Su uso se autofinancia además sin incrementar el deficit tarifario, ya que es una energía autóctona, ecológica y más barata que el gas y supone claramente una mayor eficiencia energética como país.

La valorización de la biomasa y la constitución de un mercado es "posible y deseable" desde el momento en que se creen los instrumentos de apoyo políticos y económicos. Es necesaria una participación activa de particulares, empresas y administración.

Es fundamental potenciar la biomasa en el nuevo PER 2011-2020, fomentar su demanda y realizar una labor de comunicación y divulgación, con el apoyo de la Administración para promover el uso de esta energía en edificios públicos.

Madrid. 03/06/2010

Fuente: AGROCOPE

Página 116 de 138

Suscribete a nuestro boletín
Acepto los terminos y condiciones