Noticias

Ingenieros de la Universidad de Chile han conseguido crear SiC biomórfico, un carburo que es más duro que el acero, siguiendo un proceso de petrificación de la madera con medios más simples y baratos de los usados normalmente. El producto final no pudo cortarse con una sierra de acero, sino con una diamantada. Esta cerámica obtenida de la madera es útil especialmente en aplicaciones a elevadas temperaturas (puede aguantar hasta los 1.650 ºC), como resistencias eléctricas o reforzantes estructurales.

Leer más


Valorado en 3 millones de euros, el proyecto ‘Lignocrop’optimizará toda la cadena logística del cultivo energético.

La creciente demanda energética y el impacto medioambiental de determinadas centrales eléctricas han fomentado la investigación de nuevas fuentes de energía.

Lignocrop es la primera iniciativa que desarrolla un estudio sobre la optimización de toda la cadena logística de los cultivos energéticos: selección genética de los cultivos, producción de la planta en el laboratorio, crecimiento.

Leer más

 

Aprovechar los residuos forestales para generar electricidad renovable y evitar que causen incendios. Éste es el doble objetivo de la planta eléctrica de biomasa forestal de Corduente (Guadalajara). Las ventajas ecológicas y económicas de estas instalaciones y el potencial de la biomasa española animan a otras empresas e iniciativas ciudadanas a plantear más centrales de este tipo. No obstante, los expertos recuerdan las dificultades que explican por qué no se han generalizado.

Corduente tiene una central eléctrica peculiar. Su combustible consiste en residuos forestales provenientes de la limpieza de los montes adyacentes y del Parque Natural del Alto Tajo.

El objetivo de sus responsables, Iberdrola Renovables, es transformar al año unas 26.000 toneladas de estos restos de poda y clareo en dos megavatios (MW) continuos de electricidad, suficientes para abastecer a unos 14.000 habitantes. El 12% de esta energía se destinará al funcionamiento de la propia central. Sus dimensiones son pequeñas y la idea es que sirva de piloto para futuros proyectos. Esta empresa ha previsto instalar otra planta de biomasa forestal en As Somozas (A Coruña), pero se encuentra paralizada a la espera de que se clarifique el plan de energías renovables en la comunidad gallega. Otras empresas de este sector con proyectos de centrales de biomasa en Galicia están en la misma situación.

Ver más información

El número de empresas que apuestan por la gestión forestal sostenible como negocio se han incrementado en los últimos años.

La senda verde por la que comienza discurrir la economía se está desarrollando en el sector forestal. La gestión forestal sostenible se está ordenando como una tabla de salvación del monte en España que, hasta ahora, estaba en decadencia por el abandono del entorno rural experimentado en los últimos años.

Ahora diversos sectores económicos han vuelto los ojos a estos espacios auspiciados por la denominada Gestión Forestal Sostenible que comienza a extenderse en el país. Se trata además de empresas forestales, que gestionan la materia prima y están cerca del territorio forestal.

Desde la organización PEFC España calculan que de las 456 empresas sostenibles registradas por este sello el 92% son pequeñas y medianas empresas. Entre su cometido, para contar con el sello de sostenibilidad, se les forma en aspectos relacionados con el cuidado del monte, la protección de su biodiversidad, los suelos y comprender sus funciones económicas y sociales.

En esta línea se enmarca el programa Empleaverde de la Fundación Biodiversidad, cofinanciado por el Fondo Social Europeo. La línea básica de estas acciones es hacer del cuidado sostenible del bosque un recurso económico que, además, protega la superficies forestales de los incendios. Entidades involucradas en los sistemas de gestión forestal sostenible son múltiples: aserraderos, carpinterías, fabricas de mobiliario, imprentas, fábricas de bolsas de papel, distribuidores de madera y productos derivados se ligan a términos como la cadena de custodia de la madera. Con esta línea se puede seguir la pista de un producto forestal desde el monte hasta el producto adquirido.

Ver más información

Fuente: Cesefor

 

Página 119 de 137

Suscribete a nuestro boletín
Acepto los terminos y condiciones