Noticias

Matxalen e Iñigo dejaron su piso de Durango para mudarse con sus niños a una casa hecha a medida. Rodeada de un bonito jardín y custodiada por un enorme perro mastín, se erige una casa nueva, de dos plantas, tipo caserío moderno y ¿de madera? Eso aseguran sus dueños aunque ni por el exterior ni por el interior lo parece. La estructura de la vivienda está hecha completamente de madera, ni el cemento ni los ladrillos tuvieron cabida en este proyecto.

La sustitución de los materiales típicos de construcción como el cemento y el acero por la madera, es una alternativa que se está popularizando entre particulares e instituciones que necesitan levantar un nuevo edificio o rehabilitar uno viejo. Existe la creencia de que las construcciones de madera, que vienen listas para ser montadas desde fábrica, son más baratas que las casas de hormigón. Se suele asociar el término prefabricado a lo económico, pero también a la menor calidad. En realidad los datos contradicen este pensamiento, y es que, construirse una casa de piedra o con materiales convencionales, o construirse una de madera vienen a costar lo mismo. La diferencia radica en el ahorro energético que beneficia al medio ambiente a la hora de llevar a cabo la edificación, pero también el que notarán los bolsillos de los clientes a la hora de pagar facturas de calefacción y aire acondicionado.

Una imagen prototípica asociada a casas de estructura de madera es la de unidades prefabricadas o la de cabañas de bosques bucólicos que retratan las películas del Oeste o filmes de pioneros en busca del oro americano. Lejos de esta estereotipada imagen, la empresa Casa Nova 3020 ha ideado las primeras promociones de viviendas construidas en este material natural en Euskadi, cuya principal virtud es la de proporcionar un ahorro de hasta un 55% en concepto de la factura energética del hogar, gracias al efectivo aislamiento térmico de sus innovadoras fachadas y a la acción de la madera que actúa como regulador climático.

Ubicadas en el municipio alavés de Amurrio, las promociones diseñadas por la firma constructora, radicada en Getxo, cuentan con una base constructiva de madera en cada una de sus tres plantas y con un novedoso aislamiento térmico que sirve para moderar el uso de elementos de climatización en el edificio.

Un beneficio que se podrá plasmar en las economías familiares que podrán ahorrarse un 55% de la factura anual en consumo energético, tanto en épocas de verano como en temporadas invernales.

Las primeras promociones construidas con este material natural comenzaron a edificarse a principios del año 2008, cuando esta empresa, formada por veinte socios constructores , idearon unas pioneras viviendas que llevan construyéndose desde hace décadas en varios países europeos con un "notable" éxito. Es el caso de Alemania, donde el 60% de los chalés edificados están construidos en madera, así como en estados con larga tradición en este tipo de viviendas como es el caso de Noruega o Finlandia.

Si desea obtener más información, siga el siguiente enlace. Ver

El precio medio ronda los 150.000 euros y el plazo de entrega es de unos seis meses.

EL CORREO-18.04.10

Siguen siendo minoría, pero cada vez son más los vizcaínos que se cobijan en la madera. El 5% de las casas que se levantan cada año en el territorio -la crisis redujo a 2.135 el número de pisos que se empezaron a edificar en 2009, según el último informe de Ascobi- no se sustentan sobre las tradicionales estructuras de hormigón armado, sino sobre pilares y tableros fabricados, preferentemente, con pino radiata y abeto, según la asociación de empresarios de la madera del País Vasco.

Aramaio implantará un sistema de calefacción y agua caliente que aprovechará sus recursos forestales.

Si desea obtener más información, siga el siguiente enlace. Ver

Página 122 de 138

Suscribete a nuestro boletín
Acepto los terminos y condiciones