El principal de ellos es Quercus rubra, que debido a su notable crecimiento se utiliza para producción de madera. Pueden localizarse en estaciones desde el nivel del mar hasta los 600 m, sobre suelos profundos, fértiles y húmedos, aunque no encharcados, y evitando en lo posible las exposiciones a umbrías o con riesgo de heladas tardías.

Ver fichero adjunto