Categorias

energias renovables

El ministro de Fomento presentará hoy en el Congreso este nuevo documento que pretende ahorrar 2.300 millones de euros al año y reducir las emisiones en 36 millones de toneladas de CO2

El ministro de Fomento, José Blanco, ha presentado ante el Congreso el nuevo Plan de Ahorro y Eficiencia Energética 2011-2020. Con este plan se alcanzará, según el Blanco, 2.300 millones de euros de ahorro al año, se reducirán un 5% las importaciones de barriles de crudo y se evitarán las emisiones de 36 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera.

Para ello el plan establece una batería de medidas entre las que destaca el uso de la biomasa como sistema de abastecimiento de energía en el hogar y en las empresas. Para ello se establecerán ayudas para la sustitución de calderas en las administraciones públicas en edificios públicos. Pero también se pondrá en marcha un Plan renove de calderas de alto rendimiento energético.

06/04/2011

Fuente: Caloryfrio.com

El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía ha incrementado el presupuesto de este programa de impulso del uso de la biomasa en el hogar en tres millones de euros.

El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) ha ampliado la cuantía económica destinada al programa Biomcasa. En la resolución publicada el 4 de abril de 2011 en el BOE se determina la ampliación en tres millones de euros del presupuesto inicial de Biomcasa. La iniciativa financia a empresas de servicios energéticos la ejecución de proyectos de biomasa térmica en edificios.

En una primera fase se pusieron en marcha ayudas por un montante económico de cinco millones de euros. Éstos prácticamente se han agotado con el inicio del programa con lo que, finalmente, con la nueva dotación estipulada se tendrá capacidad para inversión de ocho millones de euros.

11/04/2011

Fuente: Construible.es

El Grupo Lantec pondrá en marcha en la localidad guipuzcoana una planta pionera a nivel mundial en la valorización energética de la biomasa forestal

"La biomasa forestal no está suficientemente explotada en Euskadi porque históricamente se han primado más las actuaciones en el campo eólico y fotovoltaico, la biomasa ha tenido más dificultades de implantación", expresó el director general de Lantec, Román Monasterio, en una entrevista.

Considera este experto que con la planta de Urnieta Euskadi se sitúa en primera línea tecnológica a nivel mundial. "No existe nada parecido. Por ello tendrá dos objetivos, uno puramente industrial, fabricar un producto para su comercialización, y el otro objetivo, muy importante, será la investigación. El proyecto nos va a permitir ver qué rendimiento de calidades tiene la biomasa y cómo lo recibe el mercado", explicó.

El mismo grupo tiene en Euskadi en marcha otra iniciativa, en Errigoiti, un proyecto diferente, pero que también impulsará el uso de biomasa.

"Efectivamente el concepto es diferente. En Urnieta sacamos un nuevo combustible al mercado mientras que en Errigoitia esa biomasa forestal residual se utiliza para generar energía eléctrica. Partimos del mismo producto, la biomasa existente en nuestra tierra, pero el uso en Errigoiti es sólo fabricar energía".

03/04/2011

Fuente: Deia

El director general del Ente Vasco de la Energía (EVE), José Ignacio Ormaetxe, ha mostrado su apuesta por un consumo energético vasco basado en el 100% de energías renovables para el año 2050 porque el precio de la energía "no es únicamente el coste de su producción".

Ormaetxe ha reconocido que la energía nuclear supone "un riesgo evidente y permanente", y ha remarcado que las renovables "van a ser competitivas" dentro de unas décadas.

Respecto al País Vasco, lo que guía la política energética vasca es "la base" del Gas Natural y la implantación paulatina de las energías renovables, dentro del sistema ibérico de gas y electricidad, por lo que "el abastecimiento" forma parte de una planificación estatal y de toda la península.

Además, ha explicado que el EVE está organizando la propuesta de estrategia energética de Euskadi para los próximos 10 años, con una proyección a 20 años, dentro de un objetivo de ir transformando el sistema energético para llegar al 2050 con toda la producción producida por renovables.

SON MÁS CARAS "HOY"

En este sentido, ha defendido que las energías renovables son las más caras "hoy", porque, por ejemplo, la eólica "se está acercando" a los precios de las energías procedentes de combustibles sólidos o nucleares.

"La solar, las olas u otras tecnologías más incipientes están todavía más lejos, pero, por eso mismo, creemos que hay que hacer un esfuerzo tecnológico, que es la otra pata que desde el EVE en los últimos años hemos reforzado mucho. Tenemos que aprovechar la necesidad de desarrollo de tecnología que tienen estas fuentes de energía para ser nosotros los que colaboremos y los que creemos industria y empleo", ha añadido.

En este sentido, ha advertido de que el precio de la energía no es únicamente el coste de su producción, sino también "otras consecuencias medioambientales, o de dependencia, o de riesgos asociados que tienen".

A su entender, dentro de algunas décadas las energías renovables "van a ser competitivas" y las que cubran las necesidades energéticas que tenga nuestra sociedad.

30/03/2011

Fuente: Ecoticias

El Gobierno Vasco destinará este año 5,5 millones de euros, un millón más que en 2010, para ayudas que permitan una mayor eficiencia energética y promuevan la utilización de las energías renovables.

El Gobierno Vasco ha recordado que en 2010 se destinaron a este fin 4,4 millones de euros, lo que permitió un ahorro energético equivalente a 112.301 toneladas de petróleo y una reducción de emisiones de CO2 de 299.000.

El Consejo de Gobierno ha decidido aumentar este año aún más estas ayudas, que alcanzan los 5.531.000 euros y a las que podrán optar empresas, autónomos, comunidades de propietarios, asociaciones y ayuntamientos, entre otros.

Las subvenciones se otorgarán para instalar nuevos equipos de producción, consumo y control, así como para adquirir materiales que aporten algún tipo de innovación tecnológica para ahorrar energía.

También se concederán ayudas para instalaciones de aprovechamiento de calores residuales, para recuperar materias primas y para estudios de gestión y mejora de la eficiencia energética en las pymes.

Nuevas instalaciones de producción combinada de electricidad y calor, y otras como instalaciones solares térmicas y fotovoltaicas, también serán subvencionadas.

30/03/2011

Fuente: ABC

El Ayuntamiento de Orozko ha instalado un sistema de calor por biomasa para dotar de calefacción al polideportivo, la ikastola y 430 viviendas de esta localidad vizcaína.

El alcalde, Juan Antonio Olagüenaga, ha explicado que este nuevo sistema abastecerá de energía "limpia" a estos inmuebles y favorecerá un ahorro de un 15 por ciento en la factura de la calefacción.

El primer edil ha destacado que el sistema utiliza la biomasa, sobre todo el 'pellet' de madera (piezas prensadas), para producir energía en forma de calor.

Según el alcalde, el municipio de Orozko reduce así la utilización de combustibles fósiles y respeta el ciclo natural del carbono, lo que contribuye también a rebajar la cantidad de gases de efecto invernadero emitidos a la atmósfera.

15/03/2011

Fuente: abc.es

Algunos sistemas de calefacción con biomasa austriacos garantizan una reducción del 80% de las emisiones.

Estudios recientes demuestran que estas modernas calderas domésticas reducen significativamente las partículas, emitiendo menos contaminantes que las antiguas calderas y estufas de leña, más de 100 mg/ ml de partículas. El futuro se centra, por una parte, en una nueva tecnología de combustión de biomasa, reduciendo las emisiones de polvo de un 50% a un 90% respecto a los modelos actuales y, por otra parte, en el uso de filtros de polvo en las calderas domésticas.

“Es evidente que la reducción de las emisiones de partículas contribuye a una mejora de la calidad del aire. Sin embargo, es más importante la calidad de las emisiones en relación a su peligro potencial para la salud", comentó al respecto Ingwald Obemberger del Instituto de Ingeniería en la Universidad Técnica de Graz, durante una Conferencia de Biomasa celebrada en Graz (Austria). En las calderas antiguas las emisiones de partículas y hollín tienen una alta proporción de materia orgánica. Tales emisiones basadas en el carbono pueden evitarse, en gran medida, en las calderas modernas, dando lugar a emisiones significativamente menores, que consisten principalmente en sales inorgánicas.

Para investigar el impacto de estas composiciones químicas de las partículas sobre el potencial riesgo para la salud, el centro de Comet K1 Bioenergy 2020 +, en colaboración con la Universidad Técnica de Graz y la Universidad del Este de Finlandia, llevó a cabo un importante estudio. Los resultados muestran claramente que las emisiones de partículas emitidas en la combustión de la biomasa moderna reducen un 10% la cantidad de concentraciones de hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP), que se clasifican de acuerdo a la OMS y la UE como poco saludables. Con una mejor combustión (baja en concentración de carbono orgánico y el hollín en las partículas) se consiguió una reducción significativa de los efectos toxicológicos. Se demostraron en las células pulmonares para todas las partículas estudiadas de las calderas de biomasa menos efectos inflamatorios de las partículas de hollín y aerosoles urbanos.

“Si reemplazáramos en Austria los existentes sistemas de calefacción de gasoil y las antiguas calderas de combustibles sólidos por modernos sistemas de calefacción con biomasa conseguiríamos reducir las emisiones de partículas en torno al 63%" explica Erwin Stubenschrott, director general de KWB.

En los últimos 20 años, las emisiones de las calefacciones de biomasa han disminuido enormemente como consecuencia de las estrictas normas de emisión junto con los programas de investigación a largo plazo y la continua labor de investigación y desarrollo efectuada con éxito por parte de las empresas. En la actualidad los sistemas de calefacción con pellets emiten un 0,1% de las emisiones de partículas, y este valor descenderá más en el futuro, según afirma Stubenschrott.

21/03/2011

Fuente: Expobioenergía

Ayuntamientos, silvicultores e instaladores han puesto en marcha seis pruebas piloto en Cataluña para determinar la viabilidad de utilizar la biomasa forestal como fuente de energía en Cataluña, en un proyecto que cuenta con el apoyo del Fondo Social Europeo.

La Asociación Catalana de Municipios (ACM), el Centro Tecnológico Forestal de Cataluña (CTFC), el Consorcio Forestal de Cataluña (CFC), la Federación de Empresarios Instaladores de Cataluña (Ferca) y el Qnorm han acordado así sumarse a la iniciativa INNObiomasa, con el objetivo de consolidar la biomasa térmica como fuente de ocupación.

El proyecto se llevará a cabo durante todo el 2011 y busca diagnosticar el consumo y el potencial de aprovechamiento energético, promover la formación profesional y la creación de ocupación, impulsar la certificación de un producto de calidad y dar a conocer y divulgar los resultados obtenidos.

La primera acción se prolongará durante seis meses y se llevará a cabo en seis áreas piloto --el Gironès, el Montnegre i Corredor, l'Anoia, el Solsonès, la Noguera, la Ribera d'Ebre y el Priorat-- donde existe suficiente masa boscosa, mano de obra desempleada y hasta la fecha no se ha desarrollado ninguna iniciativa parecida.

Los bosques representan el 51% de la superficie total de Cataluña, si bien una parte importante de los mismos están subexplotados a causa del abandono progresivo de los mismos por la falta de rentabilidad económica de su cuidado.

08/03/2011

Fuente: europapress

Invertir todo el dinero del Plan E (13.000 millones de euros) en instalar calderas de biomasa suena a utopía. Pero ¿y si se hubiera hecho? Pues habría 325.000 unidades de una media de 150 KW de potencia calentando 490 millones de metros cuadrados de instalaciones públicas y hubiera supuesto un ahorro de entre 3.500 y 5.000 millones de euros al año en importaciones de hidrocarburos y gas natural. Además, se habrían creado 110.000 empleos.

El cálculo, realizado por la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom), lleva también a un ahorro económico que “hubiera rebajado en torno a un 12% la factura energética de España y en más de un 40% el gasto corriente de las administraciones públicas en lo concerniente a la compra de combustibles”. Avebiom quiere mostrar con este ejemplo las posibilidades reales y factibles que ofrece la biomasa para reducir la dependencia del petróleo y generar empleo en España.

Antonio Gonzalo, responsable de comunicación de Avebiom, afirma que “estos días se habla mucho en la prensa de todo tipo de medidas para ahorrar combustibles y electricidad, dejando de lado el ahorro en calefacción, agua caliente sanitaria y climatización, que solo en el sector residencial representa más del 20% del consumo energético total del país”. También en este sector, la dependencia del petróleo y el gas foráneo es acusada, lo que lleva a Avebiom a hacer un estudio de lo que podía haber sido el Plan Español para el Estímulo de la Economía y el Empleo (Plan E) y no ha sido, pero que podría servir de ejemplo para el futuro.

Astillas, hueso de aceituna y cáscaras de frutos secos frente al petróleo y el gas

“Hagamos una cuenta comparativa”, dicen desde la asociación: “Los 13.000 millones de euros de las dos fases del Plan E se destinaron en su mayor parte a hormigonar, asfaltar, edificar y colocar más farolas. Los empleos, todos temporales, desaparecieron en cuanto el dinero se acabó. Si esos mismos 13.000 millones de euros se hubieran empleado en calderas de biomasa, se habrían instalado unas 325.000 unidades de una media de 150 KW de potencia”. Con esta tecnología, recuerdan, se consumen biocombustibles sólidos locales, como astillas, pellets, hueso de aceituna, cáscaras de frutos secos y otros.

Pero hay más, ya que con la misma inversión, Avebiom estima que se hubieran calentado 490 millones de metros cuadrados de instalaciones públicas, con un consumo de 15 millones de toneladas de biomasa por importe de 2.750 millones de euros/año. “Esto hubiera supuesto un ahorro de entre 3.500 y 5.000 millones de euros al año en importaciones de hidrocarburos y gas natural”, resumen. Y queda el empleo: “se hubieran creado multitud de nuevas empresas y 75.000 empleos directos y otros 35.000 indirectos, todos fijos, permanentes, estables y de calidad, independientes de otras inversiones públicas o privada”

En Avebiom también se lamentan de las oportunidades tecnológicas que se pierden con este tipo de apuestas (“la instalación de las calderas habría provocado importantes inversiones internacionales con la implantación en España de más de 15 fábricas de calderas, con un gran componente de I+D+i), pero son optimistas y piensan que no está todo perdido: “gracias a las empresas de servicios energéticos (ESE), que se encargan de la instalación, mantenimiento y suministro de la energia termica a sus clientes, los usuarios pueden modernizar y hacer más eficientes sus instalaciones y rebajar su factura con facilidad y sin tener que desembolsar ninguna cantidad inicial”. Precisamente, una de las 20 medidas aprobadas en el reciente plan de ahorro energético del Gobierno consiste en apoyar e incentivar más el trabajo de las ESE.

09/03/2011

Fuente: Avebiom

Entre las medidas del Plan de Ahorro y Eficiencia Energética se han planteado 20 medidas que satisfacen las expectativas entorno al sector de la bioenergía pero no todas las que se demandanban desde el sector.

Cabe destacar la medida 12 en la que se ha establecido el apoyo a la introducción de calderas de biomasa en los edificios de la Administración. También se plantea la sustitución de las calderas en las administraciones públicas y el desarrollo de un Plan Renove de calderas de alto rendimiento energético.

Ver Plan de Intensificación del Ahorro y la Eficiencia Energética

Ver Ley 2/2011, de 4 de marzo, de Economía Sostenible

Ver Plan de ahorro, eficiencia energética y reducción de emisiones en el transporte y la vivienda (1 de abril de 2011)

Ver más

08/03/2011

Fuente: energías-renovables.com

Ence, empresa dedicada a la gestión forestal, ratifica su situación de liderazgo en la generación de energía a partir de la biomasa y afirma que posee capacidad para dotar de electricidad a 570.000 hogares cada año, según ha informado la compañía en un comunicado.

Ence, que ha inaugurado en Cuenca una exposición sobre biomasa que organiza la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, gestiona en la actualidad 11.000 hectáreas de cultivos energéticos de eucalipto y chopo que tendrán como destino las plantas de generación de energía de biomasa.

Asimismo, la compañía obtiene energía a partir del proceso de fabricación de la celulosa de sus fábricas de Huelva, Navia (Asturias) y Pontevedra, dado que durante el proceso se genera gran contenido de vapor de agua que convierte a estos centros en autosuficientes y permite llevar energía verde a muchos hogares.

Por otra parte, la empresa gestiona cada año 500.000 toneladas de residuos forestales procedentes, en gran parte, de la limpieza de los montes y que generan energía eléctrica suficiente como para abastecer todo un año a 130.000 hogares.

25/02/2011

Fuente: europapress.es

Estudio realizado por la Asociación Nacional de Empresas Forestales, ASEMFO, cuyo objetivo es exponer su visión sobre las posibilidades, necesidades y expectativas del sector en el aprovechamiento de la biomasa forestal, la obtenida de nuestros bosques y montes, para su consideración en el nuevo Plan de Energías Renovables 2011-2020.

El objetivo ASEMFO es que en el periodo que engloba el nuevo PER se desarrolle un mercado amplio y transparente de biomasa basado en criterios de lógica económica, ecológica y social.

La publicación puede descargase directamente en el siguiente enlace y también está disponible en la Biblioteca Virtual del PORTAL FORESTAL de Castilla y León.

07/02/2011

Fuente: ASEMFO

Gipuzkoa deberá acelerar los planes para potenciar las energías renovables si no quiere lastrar su futuro. El tiempo corre en contra de nuestros intereses. En 2020, los países exportadores de petróleo alcanzarán el techo de producción, con el consiguiente alza de los precios. Un dato alarmante, si tenemos en cuenta que la dependencia de Gipuzkoa es del 96,4%. Las energías renovables que generamos en el territorio sólo aportan el 4,6% restante.

Estos datos se recogen en el borrador del Plan Estratégico para la Sostenibilidad Energética de Gipuzkoa (2011-2020). El documento ha sido elaborado por Tecnalia y Naider, por encargo de la Diputación. El diputado de Desarrollo Sostenible, Carlos Ormazabal, presentó ayer el plan en las Juntas Generales, acompañado de Eduardo García y Eutimio Sánchez (Tecnalia), y Antxon Olabe (Naider).

{xtypo_quote}La biomasa se estima alternativa a corto plazo, pero no así la energía solar, eólica y mareomotriz.{/xtypo_quote}

El documento realiza un diagnóstico sobre la situación energética en Gipuzkoa, análisis que conlleva una serie de propuestas para reducir el consumo y potenciar recursos alternativos.

El diagnóstico enciende todas las alarmas. La dependencia energética de los combustibles fósiles alcanza el 96%. El petróleo es la energía más demandada (37%), seguida del gas natural (29%), la energía eléctrica (22%), y el carbón y derivados (7%).

Esa dependencia de los combustibles fósiles introduce, según el documento, «un elemento de vulnerabilidad importante ante un escenario a medio plazo, 2020, en el que muy probablemente se van a producir fuertes tensiones entre la oferta y la demanda internacional de petróleo que previsiblemente se traducirán en notables subidas de los precios del petróleo y, en menor medida, del gas».

El uso de la biomasa aparece como el sistema más factible a corto plazo. Se trata de utilizar los residuos forestales para producir energía mediante su combustión. El informe concreta que pueden extraerse 55GW/hora anuales. Suponiendo que la planta funcione unas 8.000 horas al año, la potencia de la instalación será de 7 MW.

Ver más

10/02/2011

Fuente: eldiariovasco.com

Un edificio de 12 viviendas en Oiartzun paga menos por el agua y la luz con una caldera de pellets.

Los proveedore locales son claves para completar un ciclo sostenible con cero emisiones.

100.000 euros es el precio de una instalación de estas características que se amortiza en un poeriodo de cuatro o cinco años.

icon Ver más

15/01/2011

Fuente: cinco días

La economía mundial se enfrenta a un gran dilema en los próximos años. La coyuntura económica es manifiestamente mala y las expectativas no auguran una recuperación sólida en casi una década. La destrucción de empleo y la pérdida de capacidad productiva en Occidente han supuesto un trasvase de buena parte de la industria hacia Oriente, con el consiguiente aumento de la contaminación, a lo que hay que unir la nula disposición al control de las emisiones por parte de muchas potencias económicas, entre ellas EE UU o Brasil y la propia China.

Este falso dilema entre producción y contaminación o entre consumo y contaminación está llevando al planeta a una difícil tesitura. Las emisiones de CO2, el efecto invernadero o el calentamiento del planeta están en la agenda política, pero todavía no en el subconsciente social. En este impasse, las energías renovables avanzan, pero todavía no permiten ser optimistas respecto al cumplimiento de las estrategias definidas por los principales organismos multilaterales y políticos.

En el caso de la UE, en 2009 publicó la llamada estrategia 20/20/20, con el horizonte de 2020. En ella se buscaba que el 20% de la energía primaria debería ser producida con fuentes renovables, reducir un 20% las emisiones de CO2 a la atmósfera y aumentar la eficiencia energética en un 20%. Sin embargo, en el caso de España está obligada a redactar un nuevo Plan de Energías Renovables, ya que el PER 2005-2010 no ha alcanzado sus objetivos y las nuevas exigencias para España son todavía mayores. El cumplimiento de los objetivos de la UE requiere que el 64% del crecimiento energético en España se atienda con renovables, frente a un 86% en toda la Unión.

Con estas premisas, el panorama de las energías renovables en España es confuso, pues están confluyendo problemas legales relacionados con fraude, con una cierta inseguridad jurídica y una falta de planificación creíble, lo que está dañando la producción y sobre todo la credibilidad. Estos problemas se concentran especialmente en el sector fotovoltaico y eólico, sectores que han explosionado en los últimos años, en parte debido a las primas elevadas que funcionaban como un efecto llamada en un momento de crisis económica.

Como complemento a las renovables más utilizadas, no hay que olvidar que la biomasa es mucho más barata y, si acaso, más eficiente. Por ello, el nuevo PER supone una oportunidad única para que España impulse el desarrollo de la biomasa forestal, aprovechando las ventajas económicas y ambientales asociadas a su producción y explotación. La producción de electricidad mediante biomasa forestal presenta tres grandes ventajas que la hacen única respecto a otras energías renovables. En primer lugar, es la fuente renovable más beneficiosa para el medioambiente y multiplica la reducción de emisiones frente a los combustibles fósiles. En segundo lugar, como se puede cultivar y potenciar su desarrollo productivo, es la fuente renovable que más empleo genera por unidad de energía producida y su cultivo permite la creación de riqueza y cohesión social, especialmente en ámbitos y zonas rurales degradadas, proporcionando así una alternativa al empleo agrícola. Por último, es la fuente renovable más estable de todas, capaz de producir energía las 24 horas del día, ya que no depende de que haga viento, luzca el sol o fluya el agua. Además, es más barata de producir y España tiene unas condiciones únicas para su desarrollo, lo que contribuiría a reducir aún más las importaciones energéticas.

Yendo algo más al detalle, las ventajas medioambientales son muy significativas. La biomasa presenta un balance positivo en captura de emisiones de CO2. Las plantaciones de cultivos forestales actúan como sumideros masivos de CO2, a lo que hay que unir que el CO2 emitido en la generación de energía es menor que el captado de la atmósfera previamente por los cultivos forestales. Además, el proceso de captura de CO2 es especialmente eficiente en cultivos forestales energéticos. En esencia, el desarrollo de la energía con biomasa en España podría permitir ahorrar hasta 12 millones de toneladas de CO2.

Otra ventaja es la gestión forestal sostenible, específicamente la relacionada con la recogida y limpieza de la biomasa que se acumula en los bosques. Esta tiene tres ventajas esenciales. Una es que reduce el peligro de incendios, otra es la mejor utilización de espacios y por último el apoyo a la regeneración natural de la masa principal. Finalmente, el aprovechamiento de la biomasa repercute en la reducción de vertidos y quemas incontroladas de residuos agrícolas, el cierre de la cadena monte-industria, eliminando residuos por falta de mercado o carencia de tecnología, lo que resuelve los problemas de acumulación y eliminación.

Si a todo eso sumamos que el desarrollo de la biomasa podría permitir generar 2.000 millones de euros de rentas del trabajo y más de 80.000 empleos, estamos ante un reto que no se debería soslayar por más tiempo. No hay que olvidar que el desarrollo de la biomasa permite generar nueve empleos inducidos por cada megavatio instalado, especialmente en el sector rural y forestal.

En conclusión, ante lo que España necesita en el futuro en materia de renovables, hay que tener muy en cuenta la biomasa forestal, sin descuidar el resto, pero sí tener en cuenta las ventajas comparativas de esta forma de energía en materia de soluciones ambientales, empleo y ahorro energético, sabiendo que hay empresas nacionales muy competitivas.

09/01/2011

Fuente: Alejandro Inurrieta, profesor del IEB.

Con una potencia instalada de 50 MW, la creación de 675 empleos y la puesta en cultivo (energético) de más de 7.000 hectáreas con chopos, la comarca de Campo Arañuelo, en Cáceres, alojará una de las principales instalaciones de producción de electricidad con biomasa de España. Foresta Capital, vinculada al grupo Ence, invertirá 250 millones de euros en su construcción.

El proyecto resulta de tal calibre para Extremadura que durante la presentación del proyecto en Mérida, el pasado jueves, Manuel Amigo, presidente de la Corporación Empresarial de Extremadura, destacó que “este organismo no acostumbra a hacer presentaciones de este tipo, pero debido a la dimensión e importancia del proyecto, que conlleva una de las mayores inversiones que se han hecho en esta tierra, hemos querido estar presentes”. A la presentación tampoco faltaron el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, y el consejero delegado de Foresta Capital, Javier Arregui.

Unos y otros realizaron declaraciones de apoyo manifiesto a la biomasa, incluido José Luis Navarro, consejero de Industria, Energía y Medio Ambiente, quien pronóstico que, gracias a los proyectos ahora mismo en ciernes o incipientes, “de aquí a tres años, Extremadura aportará entre el 15% y el 20% de toda la electricidad producida con biomasa en España”. La planta de Foresta Capital ayudará sin duda a ello, ya que tendrá una potencia de 50 MW y cubrirá las necesidades eléctricas de 80.000 hogares.

Chopos mejorados con biotecnología

Sin embargo, lo más destacado durante la rueda de prensa de presentación del proyecto fueron los efectos beneficiosos en la creación de empleo y riqueza que conllevará su implantación. “Facilitará la creación de empleos verdes en sustitución de los grises que se perdieron con la crisis del urbanismo y que será muy difícil que se vuelvan a recuperar”, apuntó Fernández Vara. No solo absorberá posibles trabajadores de la construcción, sino también del sector agrícola, debido a la puesta en labor de más de 7.000 hectáreas de cultivos energéticos, esencialmente chopos. Solo en empleos directos se estima que se crearán 675.

Desde Foresta Capital agradecen el apoyo de la Junta de Extremadura al proyecto y se recuerda que la empresa ya aporta empleo e I+D a la zona gracias al centro tecnológico que existe en Talayuela, a los cultivos con maderas nobles (nogal y cerezo principalmente) y a otros avances en biotecnología asociados al chopo como cultivo energético. Gracias a ellos, Aguirre adelantó que “sabemos lo qué se puede producir por cada hectárea y el material genético que hay que utilizar”.

La empresa promotora del proyecto está vinculada y relacionada con el Grupo Ence e Iberdrola. Juan Luis Arregui (padre de Javier Arregui) es presidente de Foresta Capital y de Ence y vicepresidente de la eléctrica, detalles muy importantes no solo por la experiencia en el terreno forestal y de la bioenergía de la compañía papelera, sino también porque la infraestructura de evacuación no quedará muy lejos, debido a las instalaciones de este tipo existentes en la central nuclear de Almaraz, situada en la misma comarca de Campo Arañuelo y de la que Iberdrola es propietaria al 50%.

27/12/2010

Fuente: energías renovables.com

El pasado 14 de noviembre se celebró en Madrid el II Congreso de Innovación Forestal, organizado por la Plataforma Tecnológica Forestal Española. En varios momentos de esta cita se puso de manifiesto la importancia que tiene la bioenergía en este campo, en especial dentro de dos programas europeos: Micro-Fuel y Rok-FOR. En ambos participan entidades españolas.

Biorrefinerías, electricidad, energía térmica, biocarburantes, bioproductos… De todo ello se habló durante la celebración, el pasado 14 de diciembre, del II Congreso de Innovación Forestal en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Montes de la Universidad Politécnica de Madrid. La cita, organizada por la Plataforma Tecnológica Forestal Española y financiada por el Ministerio de Ciencia e Innovación, permitió conocer varios ejemplos de I+D aplicados a la industria, a través de la exposición de diferentes proyectos que se desarrollan en el ámbito forestal europeo y español, así como sus mecanismos de financiación, nacionales e internacionales.

De entre todas las ponencias y proyectos presentados, dos estaban especialmente centrados en la bioenergía. Rok-FOR y Micro-Fuel son sus nombres propios, y están encuadrados dentro del apartado de medio ambiente del 7º Programa Marco sobre Investigación y Desarrollo Tecnológico de la Comisión Europea. Rok-FOR es el acrónimo de Regions of Knowledge for Forestry, y en él participan varios organismos de cinco regiones europeas: Aquitania (Francia), Baden-Württemberg (Alemania), Carelia del Norte (Finlandia), Cataluña y País Vasco. La zona transfronteriza entre Croacia y Serbia también está incluida en el proyecto.

Planta móvil que transforma en energía 230 kilos a la hora de astillas

El Centre Tecnològic Forestal de Catalunya (CTFC) es una de las entidades que trabaja en Rok-FOR. Pere Josep Navarro, ingeniero forestal y miembro del CTFC, se encargó de explicar las líneas básicas del proyecto, que pretende detectar diferentes problemáticas forestales en cada contexto regional y, a la par, las necesidades existentes en energías renovables, construcción sostenible y bioproductos, con el objetivo de proponer mejoras y fomentar estas actividades. Solo en Carelia del Norte, la existencia de Rok-FOR permitirá que, de aquí a 2015, se pase de los 950 000 MWh producidos con biomasa forestal a 350 000 MWh.

Pablo Almarcha, de la Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España (COSE), fue el encargado de presentar el proyecto Micro-Fuel. En este caso, doce entidades de seis países de la Unión Europea, además de la Confederación Europea de Propietarios Forestales, trabajan en el desarrollo de una planta móvil capaz de convertir hasta 230 kg/hora de astillas en biocarburante y en carbón. Según la exposición de Almarcha, la tecnología con la que se investiga es la de pirólisis por microondas muy rápida (<1 segundo), pero lo más importante es que "permitirá transportar la planta allá donde se encuentre la biomasa, reduciendo los costes en transporte y permitiendo movilizar más recursos forestales”.

Aparte de la COSE, en Micro-Fuel participa también la Patronal del Metal y Comercio del Metal de Cantabria (Pymetal). Noruega, Estonia, Francia, Alemania, Italia y el Reino Unido también están dentro del proyecto, principalmente con asociaciones de propietarios forestales, pero también con universidades, laboratorios, ingenierías y empresas vinculadas al ámbito de la bioenergía y la innovación tecnológica.

17/12/2010

Fuente: energias-renovables.com

Más información:

El Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Forestales organizó el grupo de trabajo 24 ‘Situación actual de la biomasa y tendencias de futuro’ dentro del 10°Congreso Nacional del Medio Ambiente (Conama 2010), celebrado entre el 22 y el 26 de noviembre en Madrid.

Las conclusiones del grupo de trabajo de biomasa en Conama 2010 giraron en torno a tres términos, siempre en la defensa y la necesidad de su utilización: criterios de obligación, de precio y de interés nacional. La obligación se refiere a que España deberá asumir diversos compromisos energéticos para el año 2020. Por un lado, el 20% de su producción energética deberá proceder de energías renovables. Por el otro, habrá que reducir un 10% las emisiones de CO2 en los sectores no sujetos a la compra de derechos de emisión (doméstico, institucional, transporte, agrario y ganadero, y residuos), todo ello por mandato de directivas europeas. En este aspecto el grupo ha defendido el valor ambiental de la biomasa forestal puesto que no produce emisiones netas de CO2.

El precio es otra de las cuestiones favorables a la biomasa, y es que es una energía más barata que las procedentes de combustibles fósiles como el gas natural o los derivados del petróleo. Según los datos expuestos por Ignacio Macicior de Asemfo (Asociación Nacional de Empresa Forestales de Espana), la producción de un kilovatio con gasóleo cuesta 6,8 céntimos de euro, mientras que si se usa pellet, el precio baja a 3,5 céntimos. En el caso de las astillas el precio se sitúa aún más bajo, en 2 céntimos el kilovatio. Además de ser más barata, la biomasa tiene la ventaja de que se autofinancia.

Hablando de interés nacional, las conclusiones extraídas en Conama 2010 se refieren sobre todo a cuestiones como el empleo. Según los expertos en biomasa forestal, producir la misma energía con biomasa o con petróleo supone un 25% menos de inversión para la biomasa y crea de 5 a 10 puestos de trabajo permanentes. Otro dato significativo en comparación con el petróleo es que con un millón de toneladas de madera que sustituyan al petróleo se genera 4.000 nuevos puestos de trabajo. De ellos uno es en la planta generadora y tres en la gestión y obtención del recurso en el monte.

Además, la biomasa es un recurso propio, no de importación, y además de la madera se encuentran también los cultivos energéticos agrícolas: cáscara de almendra, avellana y hueso de aceituna, entre otros.

El grupo de trabajo de biomasa expone otra serie de razones y ventajas de la utilización de la biomasa forestal. Una adecuada planificación permitiría la gestión y mejora de muchos tipos de bosque hoy abandonados, y que están en riesgo de sufrir incendios, plagas u otras adversidades. También tiene una contribución social importante, como una solución a la creación de empleo en zonas rurales, así como la reducción de la dependencia de los combustibles fósiles y las emisiones de gases de efecto invernadero.

A pesar de todo estos puntos a favor, el sector reconoce una serie de problemas a su desarrollo comercial. El principal es que la mayor parte de la superficie forestal de España se encuentra en manos privadas y en muchos casos son pequeñas propiedades, lo que dificulta la gestión. Además, aunque la producción energética es barata, su tecnología es cara y se requiere una diferente para cada tipo de biomasa. Aunque quizás el punto que pone más freno a este mercado es el desconocimiento general existente en el ámbito doméstico y la escasa promoción de las astillas y los pellets.

Por ello, el sector reclama los apoyos políticos y económicos necesarios para la constitución de un mercado que desarrolle la biomasa. Se considera también que el desarrollo de cultivos energéticos apoyará en gran medida al sector agrícola y rural, pero se necesita un mayor conocimiento así como garantías de sostenibilidad por parte de las Administraciones.

03/12/2010

Fuente: portalforestal.com

El proyecto BIOMASUD pretende ser un catalizador del uso de la biomasa sólida en España, Francia y Portugal. AVEBIOM, la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa, ha conseguido la aprobación del proyecto “Mecanismos de valorización y sostenibilidad del mercado de la biomasa sólida en el espacio SUDOE”, BIOMASUD, que consiste en la puesta en marcha de acciones de promoción de la biomasa sólida en estos países.

En una primera fase, el proyecto analizará los factores claves en la calidad y la sostenibilidad del uso de la biomasa sólida, principalmente pellets y astillas. Se establecerán los parámetros más importantes para la definición de las calidades de pellets y astillas. En cuanto a la sostenibilidad, BIOMASUD establecerá los parámetros de sostenibilidad de la biomasa y su trazabilidad para asegurar al consumidor final que está adquiriendo un biocombustible de calidad definida y sostenible.

En una segunda fase, el proyecto propondrá acciones concretas para el despegue de la biomasa sólida adaptada a cada uno de los países participantes.

”BIOMASUD va a marcar un antes y un despues en el desarrollo de la biomasa sólida en España porque va a asegurar al consumidor final de pellets lo que está comprando” afirma Javier Díaz, Presidente de AVEBIOM. Javier Díaz continúa: ”Este proyecto es complementario al estudio de la calidad de los pellets en España, proyecto CAPELES, que este año hemos puesto conjuntamente con el CIEMAT, que también es socio del proyecto BIOMASUD”

Avebiom es el coordinador del proyecto, pero también participan el CIEMAT (Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas, España), la UCE (Unión de Consumidores, España), el CBE( Centro da Biomassa para a Energia, Portugal), el CVR (Centro para la Valorizaçao de Residuos, Portugal), la UCCF (Union de la Cooperation Forestière Française, Francia), y el INRIA (Instituto Nacional de Recherche en Informatique et Automatique, Francia)

El proyecto tiene un presupuesto total de 972.704 euros, de los cuales 729.528 euros están financiados por el programa Interreg IV. Como avance del proyecto BIOMASUD, AVEBIOM ha producido un google maps con la ubicación exacta de los fabricantes de pellets de España y Portugal.

9/12/2010

Fuente: Redacción ambientum.com

El Departament de Medi Ambient i Habitatge de la Generalitat de Cataluña acaba de dar a conocer la construcción de la primera planta de gasificación con biomasa forestal de la región. Aunque la producción será modesta (160 MWh de electricidad y 320 MWh de calor), con la iniciativa se quiere fomentar el paso del prototipo a la implantación industrial de esta tecnología y dinamizar el sector forestal.

El comunicado de Medi Ambient concreta que la planta se ubicará en el municipio de Sant Feliu de Buixalleu (comarca de la Selva, Girona), en los terrenos del plantel (vivero de planta forestal) central de Forestal Catalana, empresa pública a través de la cual se ha adjudicado la construcción. Según la nota de prensa, “se prevé que, cuando entre en servicio a mediados del próximo año, esta planta verterá a la red eléctrica unos 160 MWh y proveerá hasta 320 MWh de energía térmica para la climatización (calor y frío) de las instalaciones del plantel”.

Otros datos aportados son el consumo de materia prima, que será de unas 176 toneladas de biomasa forestal al año, y el ahorro de emisiones de CO2, que superará las 110 toneladas. La planta cuenta para su instalación con un presupuesto inicial de 173,500 euros y dispondrá de un gasificador de diseño y fabricación catalanes, lo que según el comunicado del Departament de Medi Ambient “favorece la introducción de mejoras en el aprovechamiento energético, tanto en el diseño como en la operatividad”.

Se construirá una segunda planta piloto en el Solsonès

Una de las mayores ventajas con las que contará la planta será la disponibilidad y proximidad a las zonas de abastecimiento de materia prima . “En este sentido, la situación es idónea, ya que el plantel de Sant Feliu de Buixalleu se encuentra a caballo de las sierras del Montseny y del Montnegre-Corredor, de donde espera proveerse de biomasa forestal”, añaden desde el departamento.

Por último, las mismas fuentes confirman que la iniciativa forma parte de un proyecto más amplio que cuenta con la participación del Centro Tecnológico Forestal de Cataluña (CTFC). Fruto de un convenio firmado entre el CTFC y Forestal Catalana se quiere fomentar el consumo de biomasa forestal y promover alternativas de rentabilidad en los bosques, desarrollándose y diversificando los aprovechamientos. Asimismo, se quiere fomentar la instalación de plantas de cogeneración de electricidad y calor de pequeña y mediana potencia, analizar su viabilidad con la instalación de dos plantas piloto (una, la de Sant Feliu de Buixalleu, y otra en la comarca del Solsonès, en Lleida), conocer las mejores tipologías de biomasa forestal para la producción de energía, y fomentar líneas de I+D para el desarrollo de estas tecnologías.

13/12/2010

Fuente: energias-renovables.com

Página 2 de 5

Suscribete a nuestro boletín
Acepto los terminos y condiciones