Nuestra opinión

Los propietarios forestales aportamos mucho a cambio de poco.

Artículo de opinión publicado en el apartado de Tribuna Abierta en el Diario de Noticias de Gipuzkoa el pasado 14 de julio de 2017.

Leer articulo.

POSICIÓN DE LA CONFEDERACIÓN DE FORESTALISTAS DEL PAÍS VASCO RESPECTO A LA IMPLANTACIÓN DE LAS ZECS NATURA 2000

0.- DEFICIENCIAS EN LA INFORMACIÓN A INDIVIDUOS Y COLECTIVOS SOBRE LOS QUE RECAERÁN GRAN PARTE DE LAS MEDIDAS POR LA IMPLANTACIÓN DE LA RED NATURA 2000

Importantes áreas del territorio Natura 2000 son privadas (por ejemplo, más del 96% en Ernio Gatzume). Durante las fases de declaración del espacio Natura 2000 (propuesta a la Comisión de los Lugares de Importancia Comunitaria y su aprobación por Consejo de Gobierno sin publicación en el Boletin Oficial) y durante la redacción de la documentación (No se han mantenido reuniones con los colectivos que representan la Propiedad), la deficiencia en la información a individuos y colectivos sobre los que recaerán gran parte de las medidas ha sido característica del proceso.

1.- INDEFINICIÓN JURÍDICA. PROBLEMAS COMPETENCIALES

Por el transcurrir de los acontecimientos, hay una lucha entre diferentes Administraciones para definir el organismo responsable de la Red Natura 2000 que en nada beneficia al Sector rural. Parece que producir y conservar son antagónicos. Puede que esto ocurra entre Administraciones que actúan de manera estanca en sus respectivos ámbitos pero el mundo rural quiere, puede y debe producir conservando.

Es un hecho relevante que en la documentación que se está generando para la designación de los ZECs, no se mencione la Ley de Conservación de la Naturaleza que en base a la Ley 1/2010 cuelga la Red Natura 2000.

2.- GARANTIZAR LAS CORRESPONDIENTES COMPENSACIONES ECONÓMICAS

En los documentos que se vienen publicando, no se garantizan las compensaciones por mermas de renta producidas en la aplicación de las medidas establecidas. Ni siquiera en el presupuesto estimativo de las medidas que se establecen viene recogido.

La Ley 16/1994 de conservación de la Naturaleza en su art 2 apartado k) garantiza estas compensaciones.

3.- NULO RECONOCIMIENTO AL APORTE A LA BIODIVERSIDAD DE LA ACTIVIDAD FORESTAL PRODUCTIVA

En la adopción de medidas, se da por hecho que la actividad forestal no sustenta biodiversidad. Los pocos estudios existentes en la medición de la biodiversidad arrojan resultados inesperados para los espacios ocupados por plantaciones forestales. Atlas de las aves nidificantes en Gipuzkoa, estudio de carábidos (insectos ampliamente recomendados como bioindicadores) en la cuenca del Ibaizabal dentro del Programa europeo Forsee, etc

4.- PRINCIPIO DE BASE: COMPROMISO MUTUO

El colectivo de propietarios forestales estamos comprometidos por la realización de una gestión forestal sostenible (incluidos en el Sistema de Certificación de la Gestión Forestal Sostenible PEFC). Si además de esto, se exige la realización de actuaciones e inversiones ambientales que no puedan ser rentabilizadas por el propietario, su la financiación debe provenir de todos los beneficiarios (sociedad) y no sólo por el propietario o gestor privado.

5.- ACUERDOS CLAROS PARA LA IMPLANTACIÓN DE LAS ZECS

Hasta ahora ha habido urgencia, falta de comunicación y de claridad en los principios para desarrollar las ZECs.

Se echa de menos una falta de avance en el desarrollo de figuras como los Contratos Ambientales para Explotaciones Agrarias y Forestales, cuyo principio básico es la gestión concertada, por medio de acuerdos voluntarios con los gestores del territorio, que en otras Comunidades Autónomas ya se han desarrollado, pero no en la CAE. Otra vía concertación pueden ser los Acuerdos Voluntarios de Custodia del Territorio. Pero ambas figuras no se concreta si pueden ser suficientes para financiar y fomentar las medidas.

6.- MEDIDAS CON JUSTIFICACIÓN TÉCNICA Y PARA CUMPLIR LOS OBJETIVOS PLANTEADOS

Se implantan medidas con una cuantificación infundada (limitaciones en un 30%, 70%,… de la superficie) sin razonar técnicamente las razones de establecer un valor u otro.

Entendemos que no existen razones para adoptar medidas de urgencia, por ello, desde la CFPV se propone que la aplicación de las medidas se realice cuando exista financiación para las mismas y no bajo una meta aleatoria.

7.- LA BIODIVERSIDAD NO DEBE SER EL ÚNICO ELEMENTO DE DECISIÓN

Es necesario abordar la conservación de la biodiversidad, pero no como único argumento decisor, sino tratando de ser compaginada con la sostenibilidad social y económica. La Conferencia Ministerial de Helsinki define la Gestión Foresal Sotenible como “La administración y uso de los bosques y los montes de manera y en tal medida que mantengan su biodiversidad, productividad, capacidad de regeneración, vitalidad y su potencial de cumplir ahora y en el futuro, funciones ecológicas, económicas y sociales relevantes, a escala local, nacional y global, sin causar daños a otros ecosistemas

8.- FALTA DE FINANCIACIÓN PARA MEDIDAS CON COSTES ECONÓMICOS PARA PROPIETARIOS

En los documentos presentados de implantación de ZECs, ni se valora ni se determinan en muchos casos la financiación de las mismas.

En nuestra opinión, mientras no se disponga de la citada financiación, no se debería precisar el cumplimiento de la medida.

La financiación de estas medidas adicionales debe provenir de fondos adicionales a los apoyos existentes de las actuaciones forestales.

Las líneas de financiación propuestas son genéricas (PDRS, fondos de las Administraciones,...). Deben analizarse correctamente estas vías de financiación, pues es muy posible que no se adapten a las características requeridas ni tengan dotados fondos suficientes.

Derio 10 de marzo de 2011

Demanda de responsabilidad ante alarmas sanitarias

Desde la Confederación de Forestalistas del País Vasco se demanda a la Administración y a las industrias forestales responsabilidad para que tomen medidas preventivas urgentes ante los riesgos de plagas y enfermedades que acechan a los montes de Euskadi. Además de notificar a la administración competente y a la Mesa Intersectorial de la Madera de Euskadi de la existencia de las plagas y haber realizado una primera evaluación de riesgos, también se han realizado propuestas de medidas preventivas para que sean aprobadas a la mayor brevedad posible.

La gran cantidad de madera derribada en Aquitania como consecuencia del huracán Klaus ha propiciado la aparición de la plaga Ips sexdentatus, insecto escolítido que ataca preferentemente al pino. Este escolítido está presente en Euskadi pero sin alcanzar el nivel de plaga y sin presentar riesgo para nuestros pinos. La actual situación puede empeorar si no se regula adecuadamente la gestión de la madera proveniente de la región Aquitana susceptiblemente infectada por la plaga y que en la actualidad tiene un bajo precio. La administración francesa ha propuesto una serie de medidas para intentar paliar su situación pero hasta el momento, no están cumpliendo el objetivo previsto.

La otra gran amenaza para los bosques vascos es el nematodo de la madera de pino Bursaphelenchus xylophilus. Se trata de un gusano microscópico, menor de 1,5 mm, considerado uno de los organismos patógenos más peligrosos para el pino a nivel mundial. Es un organismo nocivo de cuarentena que provoca una grave enfermedad en las especies del género Pinus sp. y otras coníferas. Entre las especies más sensibles al ataque del nematodo se encuentran P. sylvestris, P. nigra y P. pinaster, mientras que P. radiata y P. halepensis presentan una sensibilidad intermedia y P. pinea parece ser resistente. Esta enfermedad consiste en un decaimiento súbito, sin exudación de resina, de los árboles afectados y es conocida como “seca o marchitamiento de los pinos”.

Es originario de Norteamérica y se extendió a Asia a través de cargamentos de madera infectados durante todo el siglo pasado, actualmente está presente en Canadá, Estados Unidos, Méjico, Japón, China, Corea y Taiwán. La primera entrada en Europa se produjo en 1999 en Setúbal, Portugal. Posteriormente, en el 2008 se detectó un árbol infectado en Villanueva de la Sierra (Cáceres) y a finales del pasado año 2010 se detectó otro árbol infectado en As Neves (Pontevedra).

Para trasladarse de un árbol a otro el nematodo necesita de un insecto, siendo los cerambícidos del genero Monochamus los vectores más importantes a nivel mundial. En Euskadi se da la existencia de la especie Monochamus galloprovincialis. La dispersión de la enfermedad es favorecida por la presencia de pinos susceptibles y de condiciones ambientales favorables. Temperaturas elevadas (mayores de 20º C) y déficit hídrico en la estación de crecimiento favorece la intensidad y la dispersión de la enfermedad.

Para finalizar, no podemos olvidarnos del hongo Fusarium circinatum y de la procesionaria Thaumetopoea pityocampa presentes en nuestros bosques. Ya existen medidas de control para ambas pero conviene recordar que aquellos árboles debilitados por algún factor, son más susceptibles de ser atacados por otros agentes patógenos.

Enlaces de interés:

Los escolítidos de las coníferas del País Vasco

Ficha descriptiva de Ips sexdentatus

DECRETOS FORALES DE AYUDAS tras el Plan de Desarrollo Rural Sostenible

Como consecuencia de la aprobación del Plan de Desarrollo Rural Sostenible de la Comunidad autónoma de Euskadi 2007-2013 -que a su vez viene condicionado por diversos Reglamentos europeos sobre esta misma materia-, las diputaciones de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa han aprobado sus respectivos decretos forales de ayudas al sector forestal. Con algunas pequeñas matizaciones, los tres decretos van en la misma línea y bajo nuestro punto de vista, mejoran en parte la aplicación de algunas ayudas, pero se podría haber aprovechado mejor la oportunidad para apoyar nuestra actividad, sobre todo, en estos momentos tan delicados.

Leer más

Editorial Revista Euskadi forestal nº78

El sector forestal atraviesa en el País Vasco una situación muy preocupante ante la que no es posible mantenerse de brazos cruzados. Es imprescindible que adoptemos una actitud activa, porque sin duda nos encontramos ante un tiempo de cambios y es prioritario trabajar para poder mejorar nuestra actual posición en ese nuevo escenario.

El mercado forestal atraviesa una época de enorme incertidumbre, provocada por la crisis del sector, agravada por la recesión mundial y acrecentada por las consecuencias catastróficas del ciclón Klaus en los bosques de Aquitania.

Suscribete a nuestro boletín
Acepto los terminos y condiciones