El mercado de la madera está afectado por una profunda crisis desde hace ya una década, en la que inciden numerosos factores, desde la globalización de los mercados a la fortaleza del euro que abarata las importaciones, sin olvidar la infravaloración en nuestro país de una materia prima local, limpia, ecológica y sostenible como es la madera. A todo ello han venido a añadirse catástrofes naturales como las dos ciclogénesis vividas en el plazo de un año, que han colocado en los mercados una sobreoferta que ha derrumbado los precios.

Si desea obtener más información, siga el siguiente enlace.  Ver