Otras noticias

La consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente de Navarra, Begoña Sanzberro Iturriria, ha firmado sendos convenios con la Asociación Forestal de Navarra (Foresna-Zurgaia) y la Asociación de las Empresas de la Madera de Navarra (Ademan), para favorecer el uso de la madera de los bosques de la Comunidad Foral, así como la explotación ordenada y certificada de sus recursos.

Por parte de Foresna-Zurgaia, que agrupa a los propietarios forestales, ha participado en la firma su presidente, José Antonio Escribano, mientras que en representación de Ademan, que aúna a más de centenar de empresas del sector, ha acudido su presidente, Arturo García Fernández, informa el ejecutivo navarro.

Según el acuerdo, el Gobierno de Navarra subvencionará con 160.000 euros (120.000 a Foresna-Zurgaia y 40.000 a Ademan, respectivamente) una serie de actividades consideradas de interés público, como la asistencia técnica y la formación de los propietarios e industrias forestales, las acciones de divulgación que fomenten el uso de la madera; y la explotación ordenada y certificada de los recursos, para garantizar así un aprovechamiento sostenible de la masa forestal navarra.

La firma de estos convenios se enmarca dentro del Plan de Acción para el Fomento del Sector Forestal, lanzado en 2009 por el ejecutivo foral, con el objetivo de impulsar el consumo de madera y mantener el empleo del sector y la inversión en los bosques, actividad con la que se relacionan cerca de 400 empresas, que emplean a alrededor de 5.000 personas.

02/07/2010

Fuente: Tecnimadera Digital

 

La Diputación quiere evitar que se repita un año tan nefasto como 2009, en el que se quemaron más de 700 hectáreas.

La Diputación ha distribuido ya 40 carros o remolques con diferentes tipos de mangueras de fácil uso en otros tantos pueblos del territorio para una primera reacción ante un incendio a cargo de los vecinos. Se ha comenzado por los más alejados a las unidades de bomberos y se han impartido cursillos entre los parroquianos.

Acostumbrados a contar con los dedos las hectáreas de monte quemada, la Diputación afronta el verano con la preocupación y la esperanza de que no se repita un año tan nefasto como el pasado cuando 728 hectáreas de monte y cultivos sucumbieron al fuego.

El servicio alavés contra incendios en la provincia bascula sobre cuatro pilares. El primero de ellos depende del departamento de Administración Local y actúa fundamentalmente en los cascos urbanos. Se trata, por un lado, de la Unidad Comarcal de Extinción de Incendios y Salvamento de Llodio, que cuenta con 35 personas y actúa 24 horas; y por otro, las de Espejo y Laguardia, que lo hacen con 12 efectivos cada una durante 12 horas. Existe un grupo de voluntarios en Campezo donde también está previsto crear otra unidad, así como en Salvatierra, para primeros de 2011. En ambos casos se hace con mucho retraso.

El segundo de los pilares es la brigada forestal dependiente del Departamento de Agricultura y Montes. Actúa de una forma específica en el medio forestal y rural con un grupo de 52 especialistas y maquinaria pesada. Trabajan especialmente en verano en una orografía compleja que conforman 400 núcleos pequeños.

Existe, además, un convenio con el Ayuntamiento de Vitoria para que sus bomberos actúen en todo el territorio cuando sea necesario. Lo costea la institución foral. Asimismo, hay suscritos acuerdos con bomberos de Logroño y Miranda de Ebro para cubrir la noche y determinados puntos en el marco de los protocolos de emergencias con los territorios limítrofes.

Una red alavesa

La Diputación intenta crear un verdadero dispositivo alavés con la red de unidades 'uceis' y con una futura nueve sede compartida con el Ayuntamiento de Vitoria, donde estaría la ubicación, y otros servicios de emergencia del Gobierno vasco. En cualquier caso, la convergencia de las tres instituciones en el nuevo servicio está costando más de lo previsto.

Durante el año pasado hubo 49 incendios forestales en el territorio que quemaron 728 hectáreas , de las que 453 eran arboladas. Fue el peor de los últimos 20 años. En 1989, 180 fuegos arrasaron 2.184 hectáreas.

Los servicios de extinción de incendios y salvamento dependientes de la Diputación realizaron el año pasado un total de 787 actuaciones en los pueblos, incluidos Llodio y Amurrio (el 85%), de las que sólo 158 fueron por incendios. Inundaciones, accidentes, labores de prevención y rescate de animales ocuparon el grueso de la actividad.

La Diputación no ha hecho campañas publicitarias específicas contra el fuego en los últimos años porque el sector agrícola está muy concienciado del peligro. Sólamente cuando aprieta el calor y se producen circunstancias de alto riesgo, viento sur o poca humedad, se dan avisos o se prohíbe el uso de las barbacoas en los treinta parques locales.

04/07/2010

Fuente: elcorreo.com

El sector de la madera demanda medidas de fomento del consumo para salir de la crisis

Tecnimadera Digital.- La Confederación Española de Empresarios de la Madera (Confemadera) celebró ayer jueves, 1 de julio, en Madrid su Asamblea General anual, en la que participaron representantes de las distintas asociaciones territoriales y subsectoriales que la integran. En el marco de la Asamblea, desde la patronal se insistió en la necesidad de que la Administración ponga en marcha medidas que fomenten el consumo de manera directa, como se ha hecho con éxito en otros sectores industriales, ya que las últimas actuaciones dirigidas a potenciar el mercado de la rehabilitación y la reforma, aunque van en la línea correcta, no son suficientes para activar el sector.

02/07/2010

Fuente: Tecnipublicaciones

Se consideran un compendio del conocimiento científico-técnico actual sobre puertas, ventanas de madera, pavimentos de madera, revestimientos de exterior e interior,…

La Asociación Valenciana de Empresarios de Carpintería y Afines, ASEMAD, ha presentado una serie de cinco monográficos técnicos sobre la madera en construcción elaborados por el Instituto Tecnológico del Mueble, Madera, Embalaje y Afines, AIDIMA, en colaboración con la patronal valenciana del sector, FEVAMA, y con el apoyo de IMPIVA.

Estas guías técnicas representan una documentación única para arquitectos, ingenieros, diseñadores, interioristas y todos los técnicos especialistas que realizan su ejercicio profesional en entorno del hábitat. Profesionales y prescriptores que disponen, con estas guías, de un soporte técnico sobre las nuevas aplicaciones, soluciones y normativas técnicas que integra la madera y sus productos derivados en el ámbito de la construcción y el hábitat.

Cada monografía cuenta con una descripción técnica y terminológica de cada tema, e incluye un listado de las principales referencias normativas y bibliográficas. Se presentan con una estructura común marcadas por el análisis individualizado de las ventajas de la madera para cada aplicación, su descripción técnica y terminológica, recomendaciones para una correcta instalación, materiales, mantenimiento, marcas y sellos de calidad y referencias normativas, legales y bibliográficas, entre otros aspectos.

Ver más

30/06/2010

Fuente: Madera Sostenible

La compañía prevé que la planta genere energía eléctrica a niveles normales antes de finalizar este año

El proyecto de construcción de la mayor planta de producción de energía eléctrica de Castilla y León en Briviesca ha finalizado completamente y, según fuentes cercanas a la empresa, se encuentra en fase de pruebas antes de su puesta en marcha definitiva. Una instalación que producirá electricidad partiendo de la combustión de residuos agrícolas y comenzó su camino en el año 2002 con el necesario y dilatado proceso administrativo.

Resuelto este proceso, las obras sobre el terreno se han ejecutado a un alto ritmo ya que la intención era su puesta en marcha a finales del pasado año.

Finalmente, será este 2010 el año en el que entre en servicio operativo y se hará realidad algo que ya avanzó el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, en su última visita a la ciudad. Ubicada al final de la nueva ampliación del polígono de La Vega, la instalación se alimentará con la paja del cereal procedente principalmente de la comarca burebana, lo que supondrá un importante ahorro en costes de transporte, además de reducir las emisiones de CO2 en su transporte desde el punto de origen a la planta.

Igualmente, la elección del lugar donde se ha construido respondía a varias razones de operatividad ya que se encuentra próxima al cauce del río Oca y en un futuro contará con un acceso directo a la N-I.

El largo trámite administrativo ha sido debido a que, al tratarse de suelo rústico, fue necesaria la aprobación por la comisión territorial de urbanismo de la Junta en Burgos para la construcción del edificio y las instalaciones necesarias para su actividad.

Con su puesta en marcha se darán por terminados años de trabajo conjunto entre instituciones y sector privado que finalmente se concretó con una alianza entre Acciona Energía, Junta de Castilla y León, Ente Regional de la Energía y el Ayuntamiento de Briviesca.

Es de destacar que esta planta será la primera de estas características que se pondrá en marcha en toda Castilla y León y servirá de modelo a las que en un futuro se construyan en la región. La planta de biomasa tendrá un doble efecto positivo tanto en el medio ambiente como como en la economía de la comarca burebana en general y en Briviesca en particular. Así, su puesta en marcha supondrá 25 empleos directos y entre 70 y 80 indirectos además de abrir una nueva alternativa de futuro para los agricultores cerealistas de la comarca.

Estos podrán suscribir contratos de abastecimiento de paja de entre 5 y 10 años ya que la planta quemará 100.000 toneladas al año.

De esta combustión se producirá unos 120 GWh de energía eléctrica, lo que equivale al consumo de 50.000 hogares, empleando para ello recursos autóctonos que evitarán la emisión a la atmósfera de 115.000 toneladas de CO2.

La inversión en esta nueva infraestructura energética ascenderá a 49 millones de euros con lo que queda de manifiesto el interés en la promoción de las energías medioambientalmente sostenibles.

El aprovechamiento de las fuentes alternativas a los combustibles fósiles para la generación de energía eléctrica ha atraído a la comarca burebana las mayores inversiones realizadas en los últimos años.

Esto ha significado de hecho un aumento de los recursos económicos de los municipios que disponen de más capacidad financiera para acometer obras en los pueblos que de otra forma serían imposibles de realizar.

Una vez que el sector de la producción eléctrica eólica ya se puede considerar como implantado en la comarca la biomasa y la solar se perfilan como las dos siguientes en la lista siendo la planta de biomasa de Briviesca la que abriría este camino de aprovechamiento de residuos agrícolas.

01/07/2010

Fuente: elcorreodeburgos.com

Página 159 de 188

Suscribete a nuestro boletín
Acepto los terminos y condiciones