Otras noticias

El objeto de este estudio es exponer la visión de la Asociación Nacional de Empresas Forestales (ASEMFO) sobre las posibilidades, necesidades y expectativas del sector en el aprovechamiento de la biomasa forestal, la obtenida de nuestros bosques y montes, para su consideración en el nuevo Plan de Energías Renovables 2011-2020. El objetivo ASEMFO es que en el periodo que engloba el nuevo PER se desarrolle un mercado amplio y transparente de biomasa basado en criterios de lógica económica, ecológica y social.

La Unión Europea asigna a España un mínimo del 20% de energía final obtenida con renovables en 2020. Características de la biomasa forestal -Es un combustible de fácil gestión: puede utilizarse en el momento y en el lugar en que se demande energía.

La biomasa forestal primaria no es un producto tóxico ni peligroso.

De gran calidad química. Su combustión no produce en cantidad significativa elementos corrosivos, como es el caso del cloro, o tóxicos, como los productos de combustión de pinturas y colas en la biomasa recuperada o Residuos Sólidos Urbanos (RSU).

Idóneo para su utilización a pequeña escala en instalaciones con sistemas de limpieza de humos poco sofisticados. -Sus emisiones son comparables con los combustibles fósiles de mejor calidad.

Tiene un porcentaje de humedad variable y, en algunos casos, elevado por lo que su capacidad calorífica puede ser menor que otras biomasas sólidas. Esta característica hace que puedan gestionarla empresas de servicios energéticos que suministren energía.

Su singularidad con respecto a la de países que han desarrollado un intenso aprovechamiento de la biomasa forestal (Austria, Finlandia o Suecia) radica en la abundancia de biomasa que puede obtenerse del aprovechamiento del árbol completo y las mejores condiciones climáticas que permiten manejar astilla con porcentajes de humedad relativamente bajos.

Balance sostenible de la biomasa forestal:

Recurso renovable, competitivo y de gran calidad química

Energía limpia y sostenible

Precio inferior al gas o gasoil

Crea empleo rural directo e indirecto

Optimización de la biomasa forestal en las nuevas directivas europeas

Posibilita el desarrollo en el ámbito térmico y eléctrico

Reduce la dependencia energética exterior Biomasa en el PER 2011-2020

Propuestas de actuación Mercados existentes y potenciales para la biomasa: respecto a la producción térmica con biomasa, ésta tiene un rendimiento global en torno al 80% (PER), sólo ligeramente inferior a calderas de gas natural de condensación. Su papel en la producción eléctrica debe ser la sustitución o complementación de los combustibles fósiles (gas o el carbón). La producción eléctrica con biomasa en instalaciones específicas tiene una eficiencia en torno al 21,4% (datos según PER 2005-2010); en comparación con la generación eléctrica con gas en ciclo combinado que tiene una eficiencia superior al 53% (PER). Análisis económico y de empleo Con el aprovechamiento anual de 10 millones de toneladas se consiguen beneficios económicos y de empleo:

Se crean, sólo en los trabajos de recogida, tratamiento y distribución del combustible, 10.000 puestos de trabajo. Uno por cada mil toneladas de combustible. Estos trabajadores generan cotizaciones sociales y fiscales que no se producen con combustibles de importación

Se evita la importación de algo más de veinte millones de barriles de petróleo por valor de 1.000 millones de euros anuales a los precios actuales, impidiendo una importante salida de divisas

Se evita la emisión a la atmósfera de más de 8,7 millones de toneladas de CO2/año si consideramos sustitución de gasóleo para usos térmicos. El coste de estas emisiones a 16 € la tonelada asciende a 140 millones de euros anuales.

Conclusión: la alta potencialidad productiva de los montes españoles posibilita el desarrollo de los usos térmicos y de los eléctricos. La valorización de la biomasa forestal y la constitución de un mercado para este recurso energético es posible y deseable a partir del momento en que se creen los instrumentos de apoyo políticos y económicos para la gestión forestal. Es necesaria una participación activa de propietarios, empresas y administración. El reto a partir de ahora se centra en fomentar la demanda de este producto y llevar a cabo una importante labor de comunicación y divulgación a la sociedad.

09/08/2010

Fuente:ASEMFO

España aprovecha 20 millones de metros cúbicos de madera cuando podría alcanzar de forma sostenible los 50 millones, lo que supone un capital desaprovechado de 30 millones sin rentabilizar, lo que significa que de alcanzar esa cifra, la energía producida supondría el 75 por ciento de la energía nuclear que se produce al año en España.

Se trata de la afirmación destacada por varios expertos en el 5º Congreso Forestal Español, como Miguel Trossero, de la FAO, y Álvaro Picardo, de la Sociedad Española de Ciencias Forestales, que creen que “es necesario que este tipo de energía responda a tres preguntas: ¿tenemos posibilidad de obtener madera para este uso?, ¿cuánto podemos extraer, tenemos pistas forestales y tecnología adecuada para extraer esa madera?, ¿podemos ponerlo en el mercado y que sea rentable en comparación con otros combustibles, cuánto y cuándo es rentable?”.

A la primera respondieron que los inventarios forestales demuestran que sí, “porque podemos producir cerca de 50 millones de metros cúbicos de madera de forma sostenible, y en España se aprovecha menos del 40 por ciento, cuando en el resto de Europa el nivel de aprovechamiento es del 65 por ciento del crecimiento anual”.

Trossero, especialista en dendroenergía de la FAO, respondió que “uno de los grandes retos del sector forestal español es apostar por este tipo de producto, que requiere de políticas adecuadas, incentivos y ayudas para aprovechar este potencial, ya que biomasa es un combustible que está de moda”.

Para Picardo, en nuestro país hay políticas y planificación en España, “pero esto no despega y es imprescindible darle un impulso porque el Plan Nacional de Energías renovables es un poco cicatero en las ayudas a este tipo de producto energético”.

A la tercera pregunta apuntó que la biomasa es un producto competitivo, tiene “enormes ventajas ambientales” al tener un “balance nulo de emisiones y fijación de CO2″, permite un “ahorro considerable” en la factura de combustibles para caldera familiares o de comunidades de vecinos, entre el 30 y el 40 por ciento con respecto al gasoil y, además, es una “magnífica herramienta” de creación de empleo, principalmente rural.

También pusieron de manifiesto que la inversión en una caldera de biomasa puede amortizarse en tres años, “sin contar con las posibles subvenciones que algunas administraciones ofrecen a la instalación de este tipo de calderas”.

“En cualquier caso, este tipo de cálculos –añadieron– depende del precio del petróleo, ahora estamos en 70 dólares el barril, y eso que estamos en crisis, en cuanto esta etapa empiece a superarse el precio subirá, lo cual convertirá a la biomasa en un producto mucho más rentable”.

16/08/2010

Fuente: EPSocial

El sector agrícola, uno de los más afectados por el desempleo en España, puede vislumbrar una luz al final del túnel. Y es que el desarrollo de la energía con biomasa –fuente renovable que se utiliza como combustible para obtener el vapor que impulsa la turbina que genera la electricidad-, permitiría la creación de más de 80.000 empleos, el 90% de ellos en el ámbito rural y forestal. Son algunas de las conclusiones informe El valor de la Biomasa forestal publicado por la papelera Ence, dedicada a este sector, y Boston Consulting Group. Además, generaría 2.000 millones de euros de rentas del trabajo,

La biomasa, una materia orgánica originada por procesos biológicos espontáneos o provocados como el cultivo, y capaz de producir energía las 24 horas del día, aporta así su granito de arena a la mejora de la balanza comercial en España, al tiempo que permitiría ahorrar hasta 12 millones de toneladas de emisiones de CO2. Además, si se aprovecharan los residuos forestales existentes en los montes españoles, se podrían instalar 1.296 MW de potencia de generación eléctrica renovable, lo que supondría crear hasta 14.300 empleos.

Hay que tener en cuenta que generar 1 MW de energía con biomasa supone crear 11 empleos, 9 inducidos, la plantación de 250 hectáreas de regadío, 8.000 MW h de energía renovable y capturar 6.250 toneladas de CO2 anuales.

Según el informe, el riesgo de incendios también se vería reducido, concretamente en un 70%, mediante la gestión de la biomasa forestal en los bosques, debido a la limpieza forestal periódica, la recogida de residuos agrícolas y la poda de árboles frutales. Con ello, disminuirían además los gastos derivados de las pérdidas económicas que ocasionan los incendios. De tal forma que si se aprovechase todo el potencial de la biomasa, se reducirían hasta 104 millones de euros anuales dichos gastos.

España no ha cumplido los objetivos de energía renovable

España únicamente ha ejecutado un 13% de la potencia de generación con biomasa prevista para este año, por lo que los objetivos que se marcó para 2010 aún no se han cumplido. Además, la Unión Europea ha establecido unos objetivos aún más exigentes de cara al año 2020, en el que la energía generada por biomasa juega un papel clave. Algunos de los objetivos son el hecho de que el 20% de la energía primaria debe ser producida con fuentes renovables, así como el 10% del combustible para el transporte.

También se ha marcado objetivos Ence, productor español de energía renovable con biomasa. Su plan prevé instalar 210 MW de energía con biomasa en los cuatro próximos años, lo que generaría cerca de 2.200 empleos en el ámbito rural y forestal. En la actualidad, tiene instalada una potencia de generación de energía renovable de 230 MW, de los cuales 180 proceden de la gestión de biomasa forestal. El total de la potencia instalada permite a la empresa generar energía suficiente para abastecer a 575.000 hogares de toda España, de los cuales 450.000 (casi 1,5 millones de personas) se abastecen de energía procedente de la gestión de biomasa forestal.

Ya en 2009, la compañía puso en marcha la mayor planta de producción de energía con biomasa en España en Navia, que supuso la creación de 400 puestos de trabajo y que cuenta con una potencia instalada de 37 MW.

10/08/2010

Fuente: foro.cotizalia.com

Un proyecto para multiplicar el uso de los productos forestales en la construcción aspira a eliminar las emisiones de CO2 de seis millones de españoles.

Un grupo de científicos españoles acaba de inventar un material milagroso. Es casi eterno y capaz de absorber el CO2 y retirarlo de la atmósfera. Por si fuera poco, en su proceso de fabricación no genera residuos. Lo han llamado madera. El investigador Juan Fernández-Golfín, del Centro de Investigaciones Forestales, lo dice siempre en broma en sus charlas, pero el chascarrillo es casi un diagnóstico. En España, el todopoderoso sector de la construcción todavía no ha descubierto la madera.

Por ello, Fernández-Golfín ha emprendido una batalla para lograr que los edificios utilicen más madera en un país adicto al hormigón y al acero. Dice que hay mucho en juego. Actualmente, cada español consume 0,35 metros cúbicos de madera al año. En la Unión Europea, la media alcanza los 0,8 metros cúbicos. Y, según los cálculos del científico, alcanzar los niveles europeos implicaría evitar la emisión a la atmósfera de hasta 43 millones de toneladas de CO2 cada año. Como si seis millones de españoles dejaran de emitir dióxido de carbono de golpe.

El centro de Fernández-Golfín, perteneciente al Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA) del Ministerio de Ciencia e Innovación, se ha unido a la patronal de la madera para intentar tirar de las riendas del sector del ladrillo y dirigirlo hacia los bosques.

22/07/2010

Fuente:publico.es

LAS PLANTACIONES DE ALBINAGOIA Y MENDIXOLA, DOS DE LOS ESPACIOS DE PROPIEDAD FORAL QUE SE INCLUIRÁN

En primer lugar se aprobó el decreto regulador de recogida de hongos, setas, flores y frutos silvestres. A continuación se reguló el acceso de vehículos de motor en los montes de utilidad pública. El siguiente paso que pretende dar la Diputación alavesa es dotar de mayor protección a los espacios de elevado interés natural o paisajístico. La diputada de Agricultura, Estefanía Beltrán de Heredia, presentó ayer el borrador del decreto por el que se creará el Catálogo de Reservas Forestales y se habilitará una nueva figura para conservar y proteger espacios forestales con un elevado interés natural o paisajístico. La nueva regulación es parte del desarrollo reglamentario de la Norma Foral de Montes de 2007.

Beltrán de Heredia declaró que se trata de un paso más en la protección del patrimonio natural . "Bien por su elevado valor forestal, por su desarrollo, por su adecuación a la estación, por su belleza estética o paisajística son espacios que deben formar parte del Catálogo de Reservas Forestales", aseguró.

Asimismo, el documento contempla otros motivos de catalogación, como la representatibilidad de esos espacios en relación al territorio alavés, su interés por servir de enlace y conexión de varias zonas arbóreas o el valor como refugio para especies de interés amenazadas.

La diputada de Agricultura recordó que se trata de un compromiso voluntario de la entidad propietaria. "Su inclusión en el Catálogo de Reservas no conlleva compensaciones económicas", puntualizó. Además recordó la serie de regulaciones que conlleva. Entre otras, la delimitación del terreno, la regulación de las actividades ganaderas y cinegéticas y la limitación del aprovechamiento de leña y madera.

La Diputación incluirá unos seis espacios forestales, entre ellos un rodal de pino radiata de unos noventa años en el monte de Albinagoia y el enclave de Mendixola. Hasta el 17 de septiembre se pueden presentar sugerencias y aportaciones a fin de abrir un proceso de participación.

27/07/2010

Fuente: Diario de Noticias de Álava

Página 178 de 211