Otras noticias

Las ramas y demás restos vegetales de los bosques catalanes, cuyos aprovechamientos son ahora mínimos, tendrán pronto unos usos más acordes con la necesidad de prevenir los incendios. Catalunya dispondrá el próximo año de la primera planta de producción eléctrica que funcionará en esta comunidad con residuos forestales. Será, pues, una planta de energía renovable y con recursos autóctonos; en este caso, la madera. Así lo prevé el proyecto impulsado por la empresa Rebrot i Paisatge, del grupo Tamayo, que promueve una inversión de 20 millones de euros para construir en La Garriga una instalación que también proveerá pellet, astillas de madera prensada utilizadas como sustituto del gasóleo o el gas natural en calderas de calefacción. La planta aprovechará los residuos vegetales (de ramas, copas, troncos) procedentes de la limpieza de bosque en masías y urbanizaciones así como de los tratamientos silvícolas en fincas que llevan a cabo una gestión forestal. Con la biomasa se producirá electricidad (calentando agua para crear vapor que se turbina) y después se aprovechará el calor residual para desecar residuos madereros que servirán para fabricar el combustible maderero (pellet).

La planta, con una inversión de 20 millones de euros, llevará a cabo la combustión de 60.000 toneladas de masa forestal del entorno al año para producir 5MW eléctricos de potencia, combinando la generación de electricidad con el secado de madera para la producción de pélets.

El proyecto permitirá acercar a Catalunya a los 50MW eléctricos que debe producir con biomasa forestal antes del 2020, tal como marca el Plan de Acción Nacional de Energías Renovables de España que prevé alcanzar los 500 MW generados con biomasa.

06/07/2010

Fuente: Noticiasforestales.com

La consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente de Navarra, Begoña Sanzberro Iturriria, ha firmado sendos convenios con la Asociación Forestal de Navarra (Foresna-Zurgaia) y la Asociación de las Empresas de la Madera de Navarra (Ademan), para favorecer el uso de la madera de los bosques de la Comunidad Foral, así como la explotación ordenada y certificada de sus recursos.

Por parte de Foresna-Zurgaia, que agrupa a los propietarios forestales, ha participado en la firma su presidente, José Antonio Escribano, mientras que en representación de Ademan, que aúna a más de centenar de empresas del sector, ha acudido su presidente, Arturo García Fernández, informa el ejecutivo navarro.

Según el acuerdo, el Gobierno de Navarra subvencionará con 160.000 euros (120.000 a Foresna-Zurgaia y 40.000 a Ademan, respectivamente) una serie de actividades consideradas de interés público, como la asistencia técnica y la formación de los propietarios e industrias forestales, las acciones de divulgación que fomenten el uso de la madera; y la explotación ordenada y certificada de los recursos, para garantizar así un aprovechamiento sostenible de la masa forestal navarra.

La firma de estos convenios se enmarca dentro del Plan de Acción para el Fomento del Sector Forestal, lanzado en 2009 por el ejecutivo foral, con el objetivo de impulsar el consumo de madera y mantener el empleo del sector y la inversión en los bosques, actividad con la que se relacionan cerca de 400 empresas, que emplean a alrededor de 5.000 personas.

02/07/2010

Fuente: Tecnimadera Digital

 

La Diputación quiere evitar que se repita un año tan nefasto como 2009, en el que se quemaron más de 700 hectáreas.

La Diputación ha distribuido ya 40 carros o remolques con diferentes tipos de mangueras de fácil uso en otros tantos pueblos del territorio para una primera reacción ante un incendio a cargo de los vecinos. Se ha comenzado por los más alejados a las unidades de bomberos y se han impartido cursillos entre los parroquianos.

Acostumbrados a contar con los dedos las hectáreas de monte quemada, la Diputación afronta el verano con la preocupación y la esperanza de que no se repita un año tan nefasto como el pasado cuando 728 hectáreas de monte y cultivos sucumbieron al fuego.

El servicio alavés contra incendios en la provincia bascula sobre cuatro pilares. El primero de ellos depende del departamento de Administración Local y actúa fundamentalmente en los cascos urbanos. Se trata, por un lado, de la Unidad Comarcal de Extinción de Incendios y Salvamento de Llodio, que cuenta con 35 personas y actúa 24 horas; y por otro, las de Espejo y Laguardia, que lo hacen con 12 efectivos cada una durante 12 horas. Existe un grupo de voluntarios en Campezo donde también está previsto crear otra unidad, así como en Salvatierra, para primeros de 2011. En ambos casos se hace con mucho retraso.

El segundo de los pilares es la brigada forestal dependiente del Departamento de Agricultura y Montes. Actúa de una forma específica en el medio forestal y rural con un grupo de 52 especialistas y maquinaria pesada. Trabajan especialmente en verano en una orografía compleja que conforman 400 núcleos pequeños.

Existe, además, un convenio con el Ayuntamiento de Vitoria para que sus bomberos actúen en todo el territorio cuando sea necesario. Lo costea la institución foral. Asimismo, hay suscritos acuerdos con bomberos de Logroño y Miranda de Ebro para cubrir la noche y determinados puntos en el marco de los protocolos de emergencias con los territorios limítrofes.

Una red alavesa

La Diputación intenta crear un verdadero dispositivo alavés con la red de unidades 'uceis' y con una futura nueve sede compartida con el Ayuntamiento de Vitoria, donde estaría la ubicación, y otros servicios de emergencia del Gobierno vasco. En cualquier caso, la convergencia de las tres instituciones en el nuevo servicio está costando más de lo previsto.

Durante el año pasado hubo 49 incendios forestales en el territorio que quemaron 728 hectáreas , de las que 453 eran arboladas. Fue el peor de los últimos 20 años. En 1989, 180 fuegos arrasaron 2.184 hectáreas.

Los servicios de extinción de incendios y salvamento dependientes de la Diputación realizaron el año pasado un total de 787 actuaciones en los pueblos, incluidos Llodio y Amurrio (el 85%), de las que sólo 158 fueron por incendios. Inundaciones, accidentes, labores de prevención y rescate de animales ocuparon el grueso de la actividad.

La Diputación no ha hecho campañas publicitarias específicas contra el fuego en los últimos años porque el sector agrícola está muy concienciado del peligro. Sólamente cuando aprieta el calor y se producen circunstancias de alto riesgo, viento sur o poca humedad, se dan avisos o se prohíbe el uso de las barbacoas en los treinta parques locales.

04/07/2010

Fuente: elcorreo.com

El sector de la madera demanda medidas de fomento del consumo para salir de la crisis

Tecnimadera Digital.- La Confederación Española de Empresarios de la Madera (Confemadera) celebró ayer jueves, 1 de julio, en Madrid su Asamblea General anual, en la que participaron representantes de las distintas asociaciones territoriales y subsectoriales que la integran. En el marco de la Asamblea, desde la patronal se insistió en la necesidad de que la Administración ponga en marcha medidas que fomenten el consumo de manera directa, como se ha hecho con éxito en otros sectores industriales, ya que las últimas actuaciones dirigidas a potenciar el mercado de la rehabilitación y la reforma, aunque van en la línea correcta, no son suficientes para activar el sector.

02/07/2010

Fuente: Tecnipublicaciones

Página 187 de 216